Sáb. May 28th, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

ESPEREMOS UN POCO: SE ACERCA EL SALTO DE LA TRISTEZA A LA ALEGRÍA

2 min read

EVANGELIO DE HOY: 13/5/21 (Jn 16,16-20).

Llama la atención, en el evangelio de hoy, la no comprensión de los discípulos ante las palabras de Jesús:

“Dentro de poco ya no me verán, pero poco más tarde me volverán a ver”.

Observe la referencia a “poco”, refiriéndose al tiempo. Jesús regresa al Padre y ese proceso de transición provoca tristeza en sus discípulos. No entienden nada. Varias veces preguntan: “¿qué significa eso?” Considere también la timidez de los discípulos para quedarse evidentes delante de Jesús ante su falta de entendimiento. Jesús mismo es quien se adelanta a explicarles, pero el pasaje no deja claro si finalmente, en ese momento, entendieron…

Algunas veces, en el seguimiento, caminamos sin entender muchas cosas… principalmente en los momentos de desolación…. nos toca lanzamos en su Nombre, y sólo unos kilómetros más adelante se abren las pupilas de la fe, cuando son iluminados la mente y el corazón.

Y es, justamente, en ese encuentro entre la memoria de sus palabras y la confirmación de las mismas, donde nace la alegría por gracia del Espíritu Santo.

Ante los procesos oscuros por obedecer la voluntad de Dios, el evangelio hoy, nos dice, “esperen un poco”… la Sagrada Escritura y la fe de la Iglesia, sostienen que “nadie que haya confiado en el Señor ha quedado defraudado”.

¡Vale el esfuerzo perseverar en la fe y la confianza!

Señor, nos damos cuenta que hasta la tristeza de los discípulos tiene sentido. Están tristes por ti. Por el miedo de perderte. Por eso los alientas y les aseguras, con toda honestidad, que su tristeza se convertirá en alegría. Tú las sustituyes. Que si un día nos ponemos tristes, no sea por chucherías, sino por deseos de meternos en tu misterio y querer confiar en tu Palabra. De esta manera, esperaremos a que te acerques a nosotros para explicarnos las cosas con la paciencia que lo haces tú.

Gracias, Señor, porque no nos dejas solos en nuestro proceso de fe. Aguardamos con pasión en tu santa promesa, la promesa de tu Espíritu Santo.

  • ☆¿Cómo está mi paciencia cuando me toca esperar la respuesta de Dios?
  • ☆¿Qué le dice la tristeza de los discípulos a mi tristeza?
  • ☆¿Por qué Jesús sustituye la tristeza por alegría?