Lun. Oct 25th, 2021

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

“¿Cómo es que están sin trabajar?”

2 min read

Esta es la parábola de Jesús a los trabajadores. Dice que el Señor se sorprendió de verlos parados sin hacer nada, cuando Él estaba buscando jornaleros para que trabajaran en Su Viña.

El Señor es el trabajador por excelencia. Y es el Señor quien nos está buscando cada día para que trabajemos por Su Reino. Somos nosotros los que debemos contestar a su llamado.

La respuesta es del hombre. Más de una vez dijo Jesús a sus discípulos: “La cosecha es mucha, pero los trabajadores pocos” (Mt 9, 37; Jn 4, 35).

Cuando somos bautizados, Jesús nos pone en el camino de la santidad y nos da una misión. ¿Cómo hemos respondido a ese llamado? A veces pensamos que solamente a los sacerdotes o a los religiosos/as es que el Señor les pide ese trabajo.

¡Qué equivocados estamos al pensar así! A todos se nos ha dado la misión: “Id por todo el mundo y predicad el evangelio” (Mt 10,7). “Ay de mí, si no evangelizo, decía San Pablo”.

“Los cristianos necesitamos recomenzar desde Cristo… Necesitamos hacernos discípulos dóciles, para aprender de Él, en su seguimiento, la dignidad y plenitud de vida.

Necesitamos, al mismo tiempo, que nos consuma el celo misionero para llevar al corazón de la cultura de nuestro tiempo aquel sentido unitario y completo de la vida humana que ni la ciencia, ni la política, ni la economía ni los medios de comunicación podrán proporcionarle”.