Mié. Dic 8th, 2021

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

SABER PEDIR, BUSCAR, LLAMAR, PERSEVERAR

2 min read

EVANGELIO DE HOY: 7/10/21 (Lc 11,5-13).

Lucas nos presenta la parábola del “amigo inoportuno”. Se trata del diálogo entre dos amigos; uno que llega a medianoche a la puerta del otro, porque un tercero (amigo del que toca), le vino de sorpresa, encontrándolo sin nada para ofrecerle. Pide, desde fuera, tres panes prestados. Quien está dentro, acostado con sus hijos, se disgusta. Jesús asegura que le dará los panes, sino porque son amigos, para que deje de molestar. Meditemos las enseñanzas para nuestra vida de fe y oración.

“PRÉSTAME TRES PANES”

Esos tres panes hacen referencia a las necesidades que se tienen. El amigo que llega no pide cosa inútil; sino necesaria. No busca para sí mismo. Busca para otra persona con hambre. Aquí está la verdadera dignidad de la oración. Sale a buscar lo que no tiene. No hace reparo de la hora, ni de sus comentarios. Lo único que anda buscando son sus tres panes, y prestados. ¿Por qué prestados? Porque en el camino de la vida uno sale, hoy, a tocar la puerta; pero mañana otro vendrá a tocar la propia. Hay que tener memoria de las puertas tocadas para ser ligeros en las levantadas a medianoche.

“INSISTE LLAMANDO”

El que llega está convencido de que la despensa de su amigo tiene provisiones de pan. Por esto la insistencia. En su mente y en su corazón no hay otra cosa: él tiene lo que otro necesita; hace de puente hasta conseguirlo. En este sentido es importante, en nuestra vida de fe, saber qué buscamos, a dónde vamos a buscar y por qué lo hacemos… De lo contrario, seremos testigos de muchas salidas a medianoche frustradas; porque el buen amigo sólo da aquello necesario e importante para garantizar la vida.

ORACIÓN A NUESTRA SEÑORA DEL ROSARIO

Virgen del Santo Rosario, Señora nuestra, queremos levantarnos contigo a medianoche por el bien de los demás. Ayúdanos a salir de nuestro propio centro, y a volcarnos para pedir, buscar y llamar para que otros tengan sus “panes” prestados. Señora, y mientras pedimos para otros, custodia tú nuestras despensas, que no nos falte lo necesario en el servicio. En este día queremos ofrecerte, de manera especial, aves marías, pues ellas son rosas bíblicas, sencillas, hermosas, las que te engalanan mientras nos sumergen en los misterios de tu Hijo Jesús.

  1. ¿Salgo a buscar “panes prestados” para los demás?
  2. ¿Cuáles puertas estoy tocando, y qué estoy esperando?
  3. ¿Cómo está mi perseverancia en la vida de fe y de confianza en el Señor?