Sáb. Ene 22nd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Sólo el pueblo, con la Gracia de Dios, salvará la Patria. Aristas de la Cuestión Haitiana.

5 min read

Por Pelegrín Castillo Seman.

Gobierno dominicano emprendió cambio de rumbo sustancial en política exterior e interior frente al gran desafío de Haití Estado Fallido. Sabemos que presiones y manipulaciones foráneas no faltarán…pero el Presidente Luis Abinader debe apelar al pueblo dominicano, que está despertando y uniéndose, y tener bien presente que no cabe marcha atrás…

Que reunión preparatoria de cancilleres del continente en Cumbre de Iberoamericana haya respaldado el reclamo de RD en relación al necesario compromiso internacional con Haití, constituye un éxito…pero “de buenas declaraciones está empedrado el camino del infierno”. Hay que alertar y preparar a RD para resistir…

Que el Canciller RD pidiera a sus homólogos abogar para que comunidad internacional asista a Haiti, es una posición correcta, y debe ser llevada a todos los foros internacionales…y no sólo por el gobierno. Si no se internacionaliza solución habrá graves problemas…

Algunos han celebrado la remoción de Claude Joseph. Es un grave error entender que los últimos problemas con Haití se reducen a la evidente malevolencia del ex Canciller haitiano. Las manzanas de la discordia son otras: el esquema de relaciones con Haití y los poderes foráneos es perverso, y debe cambiarse cuanto antes…

La economía de émbolo saca a los dominicanos y atrae a los haitianos…efecto de sus rasgos marcadamente extractivos-rentistas, altamente concentrada y con prácticas de colusión cada vez más extendidas y corruptas. Los poderes foráneos la usan para la solución RD de crisis Haití.

Los partidos son importantes, pero como están centrados en luchas descarnadas por el poder, dividen mucho la nación. Sólo calidad y patriotismo de sus dirigentes puede ayudar a trascender hacia una política nacional y de estado. Por eso, aquí y ahora, se impone con urgencia movimiento patriótico. El gran actor de esta lucha debe ser el pueblo dominicano.

Preocupación social

Hace unos días unos amigos intelectuales, que entienden ampliamente el problema haitiano, me expresaron que están preocupados por la virulencia de la reacción popular frente a haitianos en RD. Les dije: “Es ingenuidad creer que se van a meter millones de haitianos en RD y que no va a pasar nada.

Algunos no entienden que es un crimen aborrecible, meter millones de haitianos en RD para derivar la crisis del vecino, y así complacer a los poderes foráneos. El pueblo dominicano va a reaccionar y no de buena forma. Ha sido sistemáticamente agredido, degradado, ocupado, insultado, discriminado, a pesar de ser el más solidario del mundo con el drama del vecino.

Hoy hablaba con un amigo de Monte Plata que me informo que la presencia haitiana se ha disparado a niveles preocupantes, con muchos jóvenes recién llegados. Es evidente que las fuerzas de la fusión de facto siguen en las suyas, pero no se les dará. Primero “se hunde la Isla”…como dijo Duarte…

Los poderes foráneos atizan la crisis de Haití, creando condiciones para la expulsión masiva de su población. Nos están ocupando, y las ONGs al servicio de esos poderes remachan qué hay “cacería”, xenofobia, antihaitianismo, racismo. Contra RD se comete perverso crimen internacional.

En la lógica de los chantajistas y agentes de la fusión para no ser estigmatizados como xenófobos y racistas, debemos abrir frontera de par en par, más de lo que ya está; seguir dorando la píldora, llamando migración a lo que es ocupación…y todo por complacer poderes foráneos.

No es migración, ¡es ocupación!

Solo los tontos irredimibles siguen negados a ver la evidencia: no es migración, !es ocupación!, pero los hechos están hablando, cada vez con más fuerza, y los números demuestran que el mercado haitiano ha sido sobredimensionado. Cuando metemos todos los datos en la ecuación, vemos que salimos perdiendo y mucho como nación, aunque algunos logreros ganen demasiado en el corto tiempo.

Entrada masiva de haitianos | Listín Diario

No es indiferencia de la Comunidad Internacional, como muchos alegan: es omisión culposa y perversa para que la crisis haitiana siga siendo trasvasada a RD. Así evaden sus responsabilidades, lavan sus culpas, más ahora, que Haití y la Isla son rehenes en la lucha de las grandes potencias: China y EEU.

Es un esquema maligno, retorcido, que tiene muchos años en ejecución: intercambio de poblaciones: haitianos aquí y dominicanos fuera. Fue la propuesta de la Comisión del Parlamento Europeo en 1999, como forma de evitar una explosión en la Isla. Plan cínico, racista, imperialista.

En un almuerzo de diputados RD con Preval, en Bruselas, durante 1996, le pregunté: que esperaba de la nueva policía. Me respondió con franqueza: “ninguna institución es diferente a su sociedad, dentro de unos años tendrá los mismos vicios que el ejército”. Fue muy veraz y equilibrado, y ahora lo he recordado en ocasión de conocer la lamentable noticia del secuestro de su viuda en Haití.

Si vamos a rescatar la nación debemos preservar la juventud. Nada mejor que el Servicio Social para el Desarrollo (SSD), exigible a jóvenes entre 16 y 21 años. Fortalece la disciplina social, desarrolla la vocación de servicio y estimula los procesos de integración social y nacional. Esta previsto en el Art 75 Constitució.

Lo que urge es que las FFAA, la Policía Nacional y las compañías de seguridad privada eviten que extranjeros ingresen a sus filas con documentación falsa. Esa denuncia es reiterativa, y se trata cómo tema tabú. Ese es un problema que deben encararse con responsabilidad y sin dilaciones.

Peligros ante la crisis del Estado Vecino

En toda la nación hay mucha inquietud con relación a la crisis del Estado vecino. Es importante que el pueblo esté edificado sobre los potenciales peligros que encaramos, y sobre la necesidad de prepararse y unirse.

Protestos em 2018

La defensa de la nación corresponde a las autoridades civiles y militares, pero en circunstancias extraordinarias, el pueblo está convocado a la defensa. El gobierno debe responder a las exigencias del momento histórico, y lo está haciendo: pero los dominicanos no debemos esperar que nos llamen, deben empezar a organizarnos y movilizarnos, militantemente, audazmente, dentro de la ley.

Advertencia: cuando se empieza a movilizar la nación, a elevar su nivel de conciencia sobre el peligro que le asecha, no cabe vacilar, ni detenerse. Tampoco, debe haber ambigüedades, ni incoherencias, ni transacciones. El pueblo apoyará sin reservas los líderes que defiendan la patria.

Solo el pueblo, con su instinto poderoso de supervivencia, salvará la patria. Ha existido conspiración de silencio, y traición de parte de sus elites, para ocultar la gravedad del plan pactado de solución dominicana a crisis haitiana. Sólo la gracia de Dios y un pueblo informado, consciente, movilizado, en pie de lucha, puede marcar la diferencia. Autoridades y Partidos por si solos nunca podrán.