Sáb. Ene 22nd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

La Virgen de la Altagracia bendice desde los aires el 21 de diciembre día del solsticio

5 min read
VUELO VIRGEN DE LA ALTRAGRACIA

Recibí un mensaje de un amigo piloto Cristian Feliz Dominguez, con el que participo en un nuevo grupo llamado “UNIDOS POR LA ALTAGRACIA” junto a la Comisión de celebración del Jubileo Altagraciano que preside Mons. José Dolores Grullón y que estamos preparando un gran evento para el 21 de enero del 2022, llamado “Aire, mar y tierra”, donde llevaremos la Virgen de la Altagracia por todo el país en aviones, barcos y vehículos por las 12 diócesis del país.

En el grupo de Whasapp que tenemos para la coordinación del evento llegó este mensaje: “tengo previsto esta tarde volar, para hacer el reconocimiento de 3 puertas santas en la zona sur…” a lo que respondí: “yo puedo ir con mis cámaras”.

Cristian Feliz

Además de que tenía pendiente llevarle a los pilotos que están colaborando un lienzo de la Virgen de la Altagracia de las que llevó Mons. De La Rosa junto a Don Manuel Grullón al Papa Francisco para bendecirlas y repartirlas en nuestro país. Le dije a Cristian que tenía que entregarle este lienzo para que lo llevara en los vuelos de reconomiento cuando fuera, como un regalo de nuestra agencia y de Monseñor De la Rosa.

Me dí cuenta de fuimos elegidos por la Virgen ese día. Estábamos a 21 del mes 12 del año 21. Faltaba justo un mes de la fiesta de la Virgen de la Altagracia. Cada día 21 durante el Jubileo se hace algo especial.

La Virgen de la Altagracia quiso bendecir una parte de la Isla y todo tuvo un porqué. Además de que era un día 21, era el mes 12. 12 son las estrellas que tiene el cuadro de la Virgen. 12 son las Diócesis de nuestro país 11 + la diócesis Castrense y 12 son los apóstoles. De manera coincidente el número de la licencia del avión era 309. Si lo sumamos 3+0+9 el resultado es 12. Para mi era la confirmación de que la nuestra Iglesia Dominicana acertaba a través de este grupo que llevamos a nuestra protectora en su fiesta por todos los rincones del país y estabamos dejando eso claro en ese vuelo.

Fuimos a tres ciudades: San Cristobal, que lleva el nombre de “Cristo” el hijo de la Virgen, San José de Ocoa (El Esposo de la Virgen) y la casa de la madre en Baní (Nuestra Señora de Regla) por cierto las reglas generalmente tienen 12 pulgadas.

Los dos mensajeros que llevamos a la Virgen a bendecir esas tres ciudades fuimos:
CRISTIAN (el nombre del hijo de la virgen de nuevo)
– Jovanny (Que en italiano es JUAN, es el Apostol que recibió a la Virgen en su casa)

Solsticio de Invierno

Mejor clima y mejor sol no pudo hacer. El avión y el piloto estuvieron perfectos. Compartiendo lo sucedido con Luis Manuel Gómez del equipo de autores de nuestra agencia, me comentó que justo el 21 era el día del solsticio de invierno y que además grupos sociales celebran ese día la fiesta del “niño luz”.

Según lo encontrado en Wikipedia:

Los solsticios son los momentos del año en los que el Sol alcanza su mayor excursión (declinación astronómica) hacia el norte o el sur relativa al ecuador celestial en la esfera celeste, y la duración del día o de la noche son las máximas del año.

Ocurre dos veces por año: en junio y en diciembre. En el hemisferio sur, marca el inicio del invierno. En el solsticio de diciembre el Sol y el cinturón de lluvias tropicales alcanza el cenit al mediodía sobre el trópico de Capricornio y marca el inicio del verano en este hemisferio y del invierno en el norte.

En la mayoría de las culturas antiguas se celebraban festivales conmemorativos de los solsticios, especialmente en el solsticio de invierno.

En el solsticio de diciembre, en especial en las culturas romana y celta, se festejaba el regreso del Sol. A partir de esta fecha los días empezaban a alargarse. Esto se atribuía a un triunfo del Sol sobre las tinieblas, que se celebraba con fogatas. Posteriormente la Iglesia católica decidió situar en esa misma fecha, el 25 de diciembre, la Natividad de Jesucristo, otorgándole el mismo carácter simbólico de renacer de la esperanza y de la luz en el mundo y corrigiendo así al mismo tiempo el significado de la festividad pagana previa, denominada Sol Invictus. Actualmente no coincide la fecha de la celebración religiosa con el solsticio de invierno debido a los diversos ajustes de calendario realizados.

La Virgen intercede por la Familia y la Vida

Luis me insistía que las situaciones dificiles que estamos viviendo ante el ataque a la familia y la vida en nuestro país que “la Virgen de la Altagracia será la que podrá salvarnos de ese veneno de la serpiente“. Estamos frente a un riesgo gravísimo con el proyecto de ley del Código Penal dominicano, pues grupos de poder intentan eliminar la autoridad de los padres sobre sus hijos y legitimar la muerte de los niños en el vientre de sus madres, aprobando el aborto en las causales o miniminzando las penas a tan vil acto criminal.

En estos días previos a la fiesta de la navidad estamos contemplando el misterio de la encarnación de Dios en la Virgen María. La Virgen de la Altagracia es una natividad, es una Sagrada Familia. El texto del evangelio del martes 21 iniciaba así: “En aquellos días, María se puso en camino y fue aprisa a la montaña…” fue justo lo que hicimos Cristian y yo en el avión ese día.

UNIDOS POR LA ALTAGRACIA

Definitivamente la Virgen de la Altagracia nos mostró que ella quiere de nuevo bendecir a todo el pueblo dominicano. La Iglesia Católica Dominicana quiere llevar a la Virgen de la Altagracia de nuevo a los 100 años de su coronación canónica. Hoy que se necesita resaltar la fe, cual fe ? la fe de María que nos lleva a su hijo.

Gracias Madre por darnos a tu hijo y tener la Alta Gracia de decir que sí. El Evangelio lo dice claro: la Virgen se llamaba María y se hizo la esclava. Ella misma lo dice: “todas las generaciones me felicitarán, porque el poderoso ha hecho obras grandes en mi y su nombre es santo”

Muy pronto daremos todos los detalles de esa gran fiesta con la que culminaremos el día de la Altagracia en el 2022, en la gran celebraremos esa coronación.