Dom. Jul 3rd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Educar en la Sexualidad

2 min read

Hablemos entre varones…

Educar hijos felices e íntegros con su ser masculino es hoy más que nunca parte nuestro rol como padres, específicamente una responsabilidad mayor de papá, pues entre varones nos conectamos y nos podemos entender mejor para conversar sobre temas relacionados a la masculinidad, a la sexualidad y al trato a las damas.

Sí, como papás nos toca hablar sobre nuestra identidad masculina con nuestros hijos desde temprana edad, sobre los cambios físicos y emocionales que vivimos durante la adolescencia y la madurez, pero sobre todo para que ellos puedan comprender mejor nuestra singularidad varonil.

Debemos decirles a nuestros hijos que su cuerpo debe ser cuidado y respetado por sí mismos, que los hombres por ser varones no tenemos que vivir en promiscuidad, ya que esto en verdad no nos hace más machos, sino que cuando somos capaces de respetarnos también podremos respetar y valorar a la mujer con dignidad y decoro. Es necesario que como padre tengas este tipo de conversaciones con tus hijos varones, por supuesto en un lenguaje apropiado a su edad.  

Hoy sería un buen día para acercarte a tu hijo adolescente para hablarle sobre su sexualidad y sobre el sexo con sentido, como un acto de amor y no de mero placer sin compromiso; explicarle que la pornografía desnaturaliza y distorsiona el verdadero acto de la intimidad sexual de pareja y que la mejor protección, sin dudas, es la castidad, que sí es posible a través del dominio propio que alcanzamos por medio de la Oración pidiendo la ayuda del Espíritu Santo.

Es necesario que puedas sacar estos espacios de privacidad de diálogo con tu hijo varón. Irse juntos a ver un partido de deporte, a darle práctica de manejo, a lavar el auto, a ver una película al cine y comerse una hamburguesa, para renovar su relación de padre-hijo adolescentes y aprovechar para escucharles y tratar los temas de sexualidad. ¡Adelante!

¡Eduquemos a nuestros varones para ser hombres íntegros y que valoren a la mujer por su persona y no por su cuerpo!