Vie. Jul 1st, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

¡Ven, Espíritu Santo!

2 min read

Todas las lecturas del Evangelio de este domingo nos hablan de la importancia del Espíritu Santo en nosotros y en nuestra vida.

Fue el mismo Jesucristo que dijo a sus discípulos: “El que me ama guardara mi palabra, y mi Padre lo amará,  y vendremos a él y haremos morada en él. El que no me ama no guardara mis palabras, y la Palabra que están oyendo no es mía, sino del Padre que me envió.

Les he hablado de esto ahora que estoy a su lado, pero el Defensor, el Espíritu Santo que enviará el Padre en mi nombre, será quien se lo enseñe todo y le vaya recordando todo lo que les he dicho. La paz les dejo, mi paz les doy; no se las doy como la da el mundo. Que no tiemble su corazón ni se acobarde. Porque voy al Padre. Me voy y vuelvo a su lado.

Si me amaran, se alegrarían de que vaya al Padre, porque el Padre es más que yo. Se los he dicho ahora, antes de que suceda, para que cuando suceda, sigan creyendo”.

“El Espíritu Santo no hace distinción alguna. Tan solo bastan la buena voluntad y la fe en Cristo Jesús”. Aunque el Señor desea oír nuestra respuesta.

“La experiencia cristiana venía a decir, pues, que no eran necesarios ni obligatorios los rituales, por ejemplo, la circuncisión, las comidas, las bebidas. Algunos hermanos de la comunidad hebrea parece que no comprendieron muy bien los signos de los tiempos ni el alcance del mensaje cristiano”. (Tomado del Rayo de Luz)

¡Oh, Dios, que te alaben los pueblos, que todos los pueblos te alaben! Amen.