Mié. Oct 5th, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

INTERVENCIONES DE LOS SUMOS PONTIFICES RELACIONADAS CON LA ALTAGRACIA DE HIGÜEY

6 min read

INTRODUCCIÓN

Me ha parecido oportuno, con motivo del centenario de la Coronación Canónica de la Altagracia, el 15 de agosto de 2022, presentar de un golpe las 16 intervenciones directa de los Papas relativas a la Altagracia. Vale la pena resaltarlo.

Sólo la Altagracia en República Dominicana tiene tantas intervenciones que trascienden las fronteras internacionales. La primera fue en 1791 y la ultima en este 2022.

16 INTERVENCIONES

1791- Breve Pontificio de Pío VI, concediendo al Altar de la Virgen de Altagracia el título de Altar privilegiado.

1792- Tres breves más del mismo Pío Vl, concediendo indulgencias a los fieles que visitaban el Santuario de Higüey.

1920- Breve de Benedicto XV para la Coronación Canónica de la Imagen, que habría de efectuarse dos años más tarde en el Baluarte del Conde, Santo Domingo.

1922- Benedicto XV nombra su representante para la coronación en la persona de Mons. Sebastián Leites de Vasconcellos.  Y dirige un mensaje al Arzobispo Nouel con tal motivo.  La coronación se efectúa el 15 de agosto.

1927- El Papa Pío XI la declaró fiesta de la Iglesia.

1959- Juan XXlll crea la Diócesis de Nuestra Señora de la Alta-Gracia, con su sede episcopal en Higüey, nombrando a Monseñor Juan Félix Pepén, su primer Obispo.

1965- Pablo VI escoge a Higüey como sede del XI Congreso Mariano Internacional.  Fue la primera vez que esos Congresos salían de Europa. Nombre al Cardenal Raúl Silva Henríquez su Delegado.

1971- Pablo VI concede a la Nueva Iglesia de la Altagracia el título de Basílica Menor y dirige en el día de su inauguración un mensaje al Pueblo dominicano.  Fue representado ese día por el Cardenal José Humberto Quintero, de Venezuela.

1979- Juan Pablo II, entrando a América por Santo Domingo, camino hacia la III Conferencia General del Episcopado Latinoamericano, en Puebla, México, manifiesta el deseo de conocer personalmente a la Alta-Gracia.  La Imagen le es llevada desde Higüey a Santo Domingo por Monseñor Hugo Eduardo Polanco Brito. Me tocó acompañarlo y yo llevé y traje entre mis piernas la Imagen. El Papa colocó una diadema sobre Ella.

1984- Juan Pablo II alude a la Virgen de la Altagracia en sus Discursos en Santo Domingo para dar inicio a la novena de años preparatoria de la conmemoración de los 500 años de la primera evangelización.

1992- Juan Pablo II celebra la Eucaristía en el Santuario de Nuestra Señora de la Altagracia el 12 de octubre, con ocasión de la celebración de los 500 años de la Evangelización del continente latinoamericano.  En su Homilía, que tiene como punto de partida Gal 4, 4, hace múltiples referencias explícitas a la Altagracia.

1997- Juan Pablo II bendice en Romas las primeras 5,000 imágenes del cuadro original para ser entregadas y colocadas en las Catedrales, en las Parroquias de República Dominicana, de Haití, del mundo, en las casas de familias y en Instituciones Públicas, con motivo de iniciarse la preparación del gran Jubileo, el 18 de diciembre. El día de esa bendición, es cuando el Papa me dice: “Ya la conozco. Es la Patrona de la República Dominicana”.

2007- Benedicto XVI en su discurso a los Obispos dominicanos en visita Ad Limina, “confía todas sus propuestas y anhelos a la Virgen de la Altagracia, advocación con la que honráis a vuestra Madre y Protectora de la nación, para que siga acompañando vuestras labores pastorales…”.

2018- Francisco, con los mismos fines que Juan Pablo II, bendice también en Roma, miles de imágenes, mediante la acción personal de Mons. Okolo, Nuncio Papal.

2022- Francisco designa a Mons. Edgar Peña Parra como su enviado especial a las celebraciones del Centenario de la Coronación Canónica de la Imagen de Nuestra Señora de la Altagracia.

2022- Francisco envía Mensaje al pueblo dominicano con motivo del Centenario de la Coronación Canónica de la Imagen de Nuestra Señora de la Altagracia. Le envía una rosa de oro.

MENSAJE DEL SANTO PADRE FRANCISCO AL PUEBLO DOMINICANO CON OCASIÓN DEL AÑO JUBILAR ALTAGRACIANO

Me pareció también oportuno traer completo el texto del Papa Francisco, por ser el más reciente:

“Saludo con afecto a los hermanos y hermanas de la querida República Dominicana, que se están preparando para celebrar, con amor y gratitud, el centenario de la coronación canónica de Nuestra Señora de la Altagracia, Madre y Protectora de vuestro pueblo. Esta devoción mariana tan sentida por ustedes es un signo de las raíces cristianas que caracterizan y dan vida a su tierra. Por eso los exhorto a no desfallecer en su testimonio de fe, a cuidar y fortalecer, con el ejemplo y la intercesión de la Virgen María, su amor por Jesús y por la Iglesia. En esta circunstancia tan importante para la Nación dominicana, he querido enviar en mi representación a Mons. Edgar Peña Parra, Sustituto de la Secretaría de Estado, a quien también le he pedido que ponga a los pies de nuestra Madre de la Altagracia el homenaje filial del Papa, simbolizado en la rosa de oro.

Dios nos da en la Virgen una señal de su cercanía y de la infinita ternura con que Él nos cuida. La mirada amorosa de la Madre contemplando al Niño que duerme, confiado, en su regazo, es una invitación para que aprendamos a ver, a través de sus ojos, a Jesús presente en nuestros prójimos, y a recordar que formamos parte de una misma familia humana llamada a la convivencia fraterna y solidaria. La Virgen de la Altagracia ha sido para el pueblo dominicano fuente de unidad en los momentos difíciles, mano segura que sostiene en las contrariedades que se presentan en el diario caminar. Con su protección y amparo, Ella nos impulsa a cuidar y mantener encendida la llama de la esperanza que nos legaron nuestros mayores en la fe, y a trasmitirla a los demás con humildad, confiando en la gracia del Señor.

Queridos hermanos y hermanas dominicanos, no tengan miedo de caminar todos juntos, más allá de divisiones y desconfianza, unidos en fraternidad, en la dirección que Jesús indica en el Evangelio. No duden en buscar con sencillez la voluntad de Dios, porque Él es Padre de ternura que abraza a todos y nunca nos abandona. Confíen en que su luz divina transforma los corazones y los lleva al encuentro con Él y con los hermanos; y tengan fe en que la fuerza del Espíritu Santo impulsa a realizar con alegría y constancia obras de amor y de bien en favor de quienes más lo necesitan.

Que Jesús los bendiga y Nuestra Señora de la Altagracia los proteja y acompañe. Y, por favor, no se olviden de rezar por mí.

Roma, San Juan de Letrán, 15 de julio de 2022

Fraternalmente,

FRANCISCO”.

CONCLUSIÓN

CERTIFICO que mis citas, gracias a Dios, son referencias bien fundamentadas y los textos “in extenso” pueden ser encontrados en diferentes libros altagracianos.

DOY FE en Santiago de los Caballeros a los veintiún (21) días del mes de julio del año del Señor dos mil veintidós (2022).       

Acerca del Autor