Mar. Jun 6th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

PORNOGRAFÍA

2 min read

Una mañana como de costumbre entré a mi cuenta de facebook para enviar una reflexión, pero tan pronto miré a la pantalla me alarmé, pues en las fotos de mis amistades recientes vi una imagen de una mujer desnuda.

Pulsé la fotografía porque me parecía extraño que esta mujer estuviera entre mis amistades. Al ingresar su portal me entristecí mucho, porque me di cuenta que la foto que había utilizado anteriormente como imagen de perfil para solicitarme amistad era de Winnie Pooh. Aquella que pensé era una ‘‘joven o niña’’ que me saludaba con tanta simpatía era una modelo pornográfica, quien tenía su cuenta llena de cientos de adolescentes (incluso de jóvenes de la Iglesia), quienes quizás también habían caído en la trampa de un perfil infantil ficticio utilizado para llevar ciber-acoso pornográfico.

El ciber-acoso pornográfico es un parásito que carcome diariamente a muchos jovenes de todo el mundo, incitándoles a tener acercamientos sexuales con adultos o a hacerles esclavos de la pornografía, la cual distorsiona la verdad del acto sexual con amor y por amor dentro de una relación leal y matrimonial, sobre la cual sí debemos conversar como padres con nuestros jóvenes.

Una vez se han detectado las manifestaciones de un posible ciber acoso sexual y sospecha que su hijo(a) está sufriendo una de estas situaciones, la mejor manera de abordar el problema es mediante la comunicación y la muestra de confianza que le ofrezcamos como padres para conversar al respecto.

RECOMENDACONES PARA LOS PADRES.

  1. Evita que tu hij@ se sienta culpable por la situación.
  2. Muestra plena disposición de ayudarle a resolver el problema.
  3. Hazle preguntas abiertas para tratar de averiguar lo que ha sucedido y quién es el presunto acosador.
  4. Supervisa su uso de las redes sociales, sus contactos y mensajes.
  5. Denuncia dicha cuenta de ciber-acoso a la empresa virtual.
  6. Alerta a las amistades cercanas de tu hijo sobre la situación para evitar que ellos también sean acosados virtualmente.
  7. Bloquee y elimine dicho contacto de la red de su hij@.
  8. Converse con su hijo(a) sobre los perjuicios de la pornografía en su salud sexual y emocional.

¡Ojo con la pornografía virtual!

Acerca del Autor