Sáb. Feb 4th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Entendí. Sabios consejos de mi padre sobre la pandemia.

2 min read

Discutiendo en un chat familiar sobre las pertinencias de las medidas que se toman actualmente para intentar disminuir los contagios de una enfermedad que no se sabe de donde salió, si fue creada o es natural ya poco importa; leí algunas consideraciones que mi padre Don Wilfredo nos escribía y las comparto como sabias palabras para seguir sobreviviendo o estar preparados, porque esto definitivamente es una guerra y no con bombas ni municiones.

La vida en el planeta lleva millones de años con cambios y adaptaciones y en el plano natural convivimos diversas especies. Entre ellas hay especies y alianzas químicas que modifican nuestra forma de vivir. Muchas de ellas hacen daño y alteran la vida generando enfermedades como es el caso de virus y bacterias.

Los animales y plantas tienen formas de enfrentarlas hasta un punto, pero muchas veces las enfermedades les ganan y también otras veces sirven de control de que las especies no se desborden.

Es el ser humano el que puede analizar la situación y hacer que le sea lo menos adversa posible, pero definitivamente es una guerra.

Así leí en el chat familiar lo que nos escribió nuestro padre luego de escuchar las explicaciones de mi hermana médico la Dra. Jenny Kranwinkel:

«Entendí con mi hija la Dra. Jenny, que lo mas importante es cuidar nuestras defensas para no ser tan vulnerables a todo virus que nos pase por el lado. Nuestro sistema inmunológico sabe pelear con todo, porque tiene su propio laboratorio, pero tiene que estar bien, hay que comer sano, hacer ejercicios al aire libre, descansar y dormir bien. Si hacemos eso, seremos como soldados entrenados para una batalla, y eso no es de leyes ni de gobiernos es reponsabilidad de cada uno.

El ser humano de hoy es desafiante, pero algunos que se burlaron del coronavirus, ya están muertos, esto es serio, es una guerra, y en la guerra no se está en el medio, se busca refugio donde uno se sienta seguro, o se sale con botas, casco protector, chaleco antibalas y bien armados, preparémonos de esta forma y vamos a trabajar y ha comenzar una nueva vida con nuevos valores cuidando nuestra salud física y espiritual y si nos toca morir, los cristianos tenemos el cielo, que a propósito, no tengo noticias de que hay ni un solo contaminado en el cielo, ese es el lugar mas seguro. Hay que intentar relajarse, porque el estrés afecta nuestras defensas.

Trabajemos para que la pandemia no nos convierta en vagos. «.
Wilfredo Kranwinkel, padre de 9 y abuelo de 47.

Qué sabias palabras saben nuestros padres. Le pediré que siga escribiendo consejos en el chat de la familia y los compartiré como #SabiosConsejosFamiliares

Consejos para afrontar el confinamiento: personas mayores, cuidadores y familiares | Mayores UDP

 

Acerca del Autor