Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

ECLIPSE

2 min read

El siglo 21 que vivimos ha traído consigo acontecimientos que han transformado la vida de la humanidad. El 9-11, por ejemplo, cambió la forma de viajar. Y la pandemia nuestra forma de relacionarnos, con mascarillas, tarjeta de vacunación o de prueba PCR con distancia social unos y otros.  

El vivir encerrados nos introdujo más en la tecnología y si bien muchos al ver la muerte tan cerca e inesperada les hizo buscar de Dios afanosamente en las redes sociales para tranquilizar su conciencia. Hoy estamos en primera fila para ver todo lo contrario, pues si es cierto aquello, no es menos cierto que gran parte de los pseudo cristianos se les ha eclipsado su fe, y atraviesan una cierta apatía religiosa. Será que la autosuficiencia les ha hecho pensar que pueden vivir sin Dios, o que no es necesaria la comunidad para entrar en una relación interpersonal. Será que implícitamente hemos creído que debe existir un distanciamiento de la fe y de la caridad.

Realmente son tiempos DIFÍCILES (Daniel 12,1-3), y nos podemos descuidar y bajar la guardia. No prestar atención y vivir distraídos sin percatar que es tiempo de preguntarse, cómo está mi relación con uno mismo, con los demás y con Dios.  

No sé si tu sol o luna se han eclipsado, si toda tu historia se ha revuelto por cualquier hecho (Marcos 13,24-32). Lo que puedo tener certeza es que la oscuridad del eclipse no es el final. Sonríe y mira la oportunidad que se te da.

Es el momento de esperar a quién, iluminándonos con su presencia, nos hace transmisores del brillo de su amor, reconociendo los signos de su manifestación, confiando en Él, que hace surgir nuevos brotes en nuestra vida. Depón el orgullo pues el Señor levanta del polvo al pobre. Amén. 

#reflexiones