Sáb. Ene 22nd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

COMPLACENCIAS

1 min read

Tú eres mi Hijo, el amado; en tí me complazco (Lucas 3,22)

Estoy convencido que el ser humano necesita palabras de reconocimiento y afirmación, de otros o de sí mismo, para andar hacía adelante.

Saber quién es y cuál es su misión, es saber reconocer los límites de su persona, pero además, frente a trabas y problemas que puedan presentarse, la actitud de confianza para saber que puede llegar hasta el final de sus metas.

¿Y si ese reconocimiento y afirmación, viene de Dios y aún no nos hemos dado cuenta…? Porque no nos hemos dado cuenta de quiénes somos y lo valioso que somos para Él.

Juan el Bautista, sabe quién es, no usurpa papeles, conoce su misión. Preparar el camino al Señor.

Jesús en su Bautismo, recibe con el Espíritu Santo la fortaleza de Dios, quien le reconoce como su Hijo amado, en quién se complace.

¿Quiénes somos? Hijos amados de Dios. De Él recibimos la fuerza para salir adelante. Renovemos nuestro bautismo para sentir esa presencia que nos conforta y nos ayuda a dar lo mejor de nosotros mismos en la familia y en la vida. Amén.

Deja un comentario