Mar. Sep 29th, 2020

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

La Triple dimensión sacramental de la Epifanía. Historia y sentido de la liturgia de la manifestación del Señor

3 min read

Padre Manuel Antonio García Salcedo.

La conversión o adoración de los Magos.

La Epifanía, nacida en el Oriente, es, después de la Pascua, una de las fiestas litúrgicas más antiguas, más aún que la Navidad. Data del siglo III.

Tres son los misterios que abarcan la Epifanía:

  • La conversación de los los magos.
  • El bautismo de Jesucristo por Juan Bautista.
  • El primer milagro que Jesucristo, por Manos de María su Madre, en las bodas de Caná.

La estrella que condujo a los magos al Niño Divino es imagen de la Virgen María.

En el primer estadío u origen de la Epifanía aparece un antagonista: Herodes es el mal, la violencia humana en grado sumo. Está no tiene la última Palabra, sino la victoria del Verbo hecho Carne: El Niño junto a la Madre.

Una ruptura se da contra Herodes: Los Magos.

La palabra Magi en castellano significa sacerdote. Por eso era su búsqueda del Mesías para adorarlo.

El culto litúrgico Eucarístico implica directamente al Niño Divino en el Altar del pesebre, siempre junto a la Madre.

La ofrenda de los sacerdotes, maestros o doctores de Persia, Magi a nombre de todos los pueblos de la tierra son:

  • oro por ser rey.
  • incienso por ser Dios y
  • mirra por su sufrimiento de hombre.

Para el siglo IX se les llama a los Magi Melchor, Gaspar y Baltasar.

La misericordia, la tolerancia y la comprensión con todas las religiones, pueblos, culturas, actitudes y valores humanos, razas, lengua, costumbres, son envueltas en la luz de Cristo que ha llegado al mundo son los frutos que hemos recoger de la Adoración o conversión de los Magi.

Concluyamos con la tradición occidental del nombre de los llamados reyes magos.

Imagen relacionadaBaltasar representa a los hijos de Cam, pueblos de raza negra. Traía la mirra, empleada en el enterramiento. El origen del nombre es muy anterior. La forma latina Balthasar, derivada del griego Baltassar ya aparece en el Antiguo Testamento y su forma hebrea era Belsazzar, procedente del dios asirio Bel, dios solar(en hebreo, Bela Shemesh es «Señor del Sol»), la forma sar, «rey» y el verbo «uzzur», proteger. «Bel protege al Rey».

Gaspar representa a los hijos de Jafet, persas, indos y europeos. Traía el incienso. Sobre el origen del nombre se pueden considerar dos posibles fuentes: el persa kansbar, «tesorero»; o con mayor probabilidad, como puede verse por el significado de los otros dos reyes, del indoiranio gathaspar, calificativo de una antigua divinidad irania, traducida como «resplandeciente».

Melchor representa a los hijos de Sem, los pueblos semitas del Mediterráneo. Era quien ofrecía el oro. El nombre procede del hebreo melki o malki (las vocales, en hebreo, no son muy precisas -no existen), «mi rey», y or, «luz», «Mi rey es luz».

EL SIGNIFICADO DE LOS NOMBRES: LOS REYES MAGOS (Melchor, Gaspar y Baltasar), Y SANTA CLAUS
( «EL LORO ESTEPARIO» Número 22. Diciembre de 2004 )

La repercusión social de la Conversación o adoración de los magos puede ser:

  • Así como el imperio romano fue el gran destinatario del Evangelio, el gran competidor Persa adorara a su verdadero Rey.
  • El fruto de la celebración solemne de la Navidad primera en Oriente es el amor, la fe y la esperanza.
  • Próximamente veremos la segunda cara de la Epifanía: El bautismo de Jesucristo, por San Juan Bautista.

En Jesús, José y María.