Sáb. Feb 4th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

El sacerdote que inventó el primer automóvil de vapor

2 min read

El padre FERNANDO VERBIEST, era de nacionalidad belga (1623-1688). Fue un misionero flamenco de los jesuitas en la China.

Colaboró, de varias maneras, con el emperador chino de Kangxi, incluyendo la creación de las cartas de las estrellas para descifrar el tiempo por las noches. Fue, además, uno de los reformadores del calendario chino por encargo del mismo emperador.

Sucedió al Padre Ricci como presidente del tribunal matemático. Fue un gran colaborador de ese famoso jesuita, Mateo Ricci, y al igual que él sufrió el tormento de la prisión.

Verbiest era un genio universal. Trabajó en todos los terrenos posibles, conservando el fervor necesario para la misión. Construyó aparatos modernos de astronomía para los observatorios, edificó grandes conductos de agua, incluso fundió cañones por mandato del emperador de China. Escribió obras de matemática y apologética, dirigió la misión de los jesuitas en la China y ordenó traducir al chino las obras de Santo Tomás de Aquino, así como los libros litúrgicos.

Además de sus trabajos en astronomía, Verbiest también experimentó con vapor. Alrededor del año 1670 desarrolló – como juguete para el hijo del emperador- una carretilla propulsada por vapor, construyendo así, el primer vehículo accionado por vapor. Era un carro de cinco ruedas movido por una caldera de vapor. Este invento ha sido ampliamente considerado como el comienzo del automóvil.

Veriest murió en Pekín poco después de recibir una herida al caer de un caballo. El Padre Verbiest fue el único occidental en la historia china que ha recibido el honor de un nombre póstumo por parte del emperador.

Tomado de mi libro: Aportes de la Iglesia a la humanidad

Acerca del Autor