Sáb. Feb 4th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

El Reto de República Dominicana

2 min read

No puedo permanecer silente ante mi pueblo sufriente.

Mi forma de expresión ha sido la escritura y a esta me apego. Pienso que ante la desdicha inimaginable e inconcebible de un desacierto descomunal en la celebración de las recientes elecciones municipales se ha abierto una caja de pandora que conlleva un análisis minucioso y responsable que desenrede lo que ha desencadenado todo un movimiento creciente en todos los puntos geográficos del país.

Se requiere valentía para defender lo que pertenece a todos: La libertad.

Libertad que se empaña tal vez pero que está presente en la conciencia de cada dominicano y dominicana que quiere validar su decisión de escoger a quien considera más capaz de regir los destinos nacionales.

Necesitamos respuestas.

Sin embargo, urge que se nos de respuesta de lo sucedido. Que se hagan lo esfuerzos necesarios para investigarlo y denunciarlo. Pero también, que se blinden los nuevos procesos electorales, tanto del 15 de marzo en que se repetirá el certamen como el de mayo, en una modalidad manual que no permita otra laceración de la decisión de nuestro pueblo.

Confío que esta vez si sea transparente, y que todos vayamos a las urnas. En las urnas es que se hacen las grandes transformaciones.

A pesar de los terribles obstáculos que hemos padecido como nación tenemos una gran  ventaja. Todo el mundo nos está mirando. Gracias infinitas a los observadores internacionales por su respaldo y vigilancia. No nos abandonen.

Compatriotas, juventud valiente que te manifiestas en nuestras plazas, te repito, lo mas importante ahora es teniendo las garantías de un proceso transparente es volver a ir a votar con más fe y que  se respete la voluntad de un pueblo sufriente pero viviente que merece mejor trato y destino.

Arreciemos nuestras oraciones para que Dios nos ilumine a todos para que República Dominicana lleve este proceso en paz y victoriosa y consolidada en la democracia y no se repita jamás ningún atropello a la libertad.

DIOS, PATRIA Y LIBERTAD

Acerca del Autor