Lun. Ene 30th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

¿Periodismo Objetivo?

7 min read

En el código deontológico periodístico están establecidos los siguientes principios:

  1. Informar de manera veraz, exacta, amplia y oportuna;
  2. Investigar e interpretar y opinar desde el interés público (del pueblo, la sociedad civil, de los ciudadanos, del bien común de la sociedad);
  3. Difundir, exigir y defender de manera proactiva los derechos y deberes personales y colectivos;
  4. Fiscalizar con independencia a los poderes del Estado, del mercado y de la sociedad civil;
  5. Contrastar los datos con cuantas fuentes periodísticas sean precisas.

Lo que está sucediendo con la prensa en los EEUU a raíz de este proceso electoral hacia la presidencia de ese país, no cabe dudas de que están dejando unas serias e importantes secuelas de aprendizaje y que tocan de manera puntual la objetividad del periodismo, no sólo de esa nación, sino también a nivel mundial. en los EEUU está la sede de muchos medios de comunicación y prensa de los más influyentes del mundo. Es una especie de “guía”, si se quiere, lo que esos medios publican en sus canales para que el resto del mundo pueda tener o hacerse una idea de lo que está sucediendo en el orbe.

Pero, lo que me interesa señalar y hacer referencia en esta ocasión, es comentar parte del papel que vienen jugando estos medios de comunicación y de prensa en este proceso electoral estadounidense y su influencia que han ejercido en el resto del mundo con las “noticias” que vienen desplegando y ofreciendo al público.

Estos medios de prensa no están contando los hechos como son, como están sucediendo. Están faltando a ese primer principio del código deontológico que hemos mencionado al principio: no están informando con veracidad; más bien parece ser que se están comportando como una especie de “mafia mundial” que está ofreciendo o marcando una línea editorial que nos tenemos que creer sin más y mucho menos cuestionar.

Lo que están contando estos medios no hace causa con la verdad y siguen tergiversando lo que está sucediendo con las elecciones presidenciales y su proceso, porque todavía el organismo oficial para el caso no ha declarado un ganador oficial de la contienda. Estos medios se han abrogado una autoridad que no les compete; más bien esto lo que ha dado pie es para pensar que algo raro se está gestando detrás de esta desinformación. Para buscar o encontrar información veraz, hay que escudriñar en otros medios alternativos para contrastar la información ya que ningún medio de los llamados “oficiales o conocidos” no lo están haciendo.

Silenciando y Censurando

Es una prensa que está silenciando, censurando a quien exprese opiniones, ideas y pareceres contrarios a los que ellos transmiten. Literalmente estos medios influyentes están silenciando, callando la verdad objetiva de todo este proceso. Los EEUU en estos momentos está dividido; el mundo está dividido, polarizados entre los mentirosos, los falsos, los fraudulentos y los verdaderos, los que quieren y exigen justicia.

Y es que hay una realidad o hecho que está a la vista de todos y que no se puede ocultar: los tribunales de algunos estados como Georgia, Pensilvania, Arizona, Wisconsin han ordenado un recuento de los votos porque se ha alegado un posible fraude electoral. Esta situación pone en entredicho el sistema electoral del país y genera la desconfianza del electorado. Estos hechos hacen que aún el colegio electoral no pueda concluir con el conteo de votos y por lo tanto no pueda declarar un ganador.

Esto lo sabe la prensa, los medios, periodistas y aun así han declarado a un ganador que, más bien, se debería de hablar de una “proyección”: no es lo mismo proyectar un ganador que declararlo ganador.

Esto nos debe hacer recordar toda la disputa que se armó en las pasadas elecciones del 2016 donde una de las partes siempre alegó fraude e hizo hasta lo imposible por deslegitimar al ganador presentando pruebas falsas; y hoy esa misma entidad política es la que no acepta para nada el alegato de fraude de la parte contraria.

Entonces, ¡lo que ayer fue bueno para mí porque me convenía, hoy es malo porque no me conviene! Si una de las partes considera que se ha cometido fraude, pues tiene todo el derecho a hacer sus reclamos si consta con las debidas pruebas para demostrarlo. No se trata de impugnar por impugnar.

No se trata de estar a favor de uno u otro candidato. Se trata de estar a favor y de cuidar la institucionalidad, de decirle al mundo, de manera especial al pueblo norteamericano la verdad. La presidencia de un país no es una persona, es una institución. Tiene que hacerse justicia y todos nosotros debemos demandar lo mismo.

Lo que ha sucedido en ese país es un claro atentado contra su institucionalidad y eso no lo pueden dejar pasar. Por esto es que hemos visto desde el principio cómo la parte afectada por este supuesto fraude, – porque hasta que no se demuestre en los tribunales su veracidad, no podemos darlos por válidos -, ha querido resolverlo por medio de los tribunales de justicia y no por el uso y abuso de la fuerza, – como dicen estos medios -, que como presidente tiene aún el señor Trump.

Manipulación Mediática

Esta manipulación de los medios de comunicación y de prensa, han provocado que algunos presidentes de países y gran una parte de líderes mundiales hayan emitido sus felicitaciones al “supuesto” candidato ganador, aun sabiendo de que no se ha producido la declaración oficial del organismo que debe de hacerlo.

Estos líderes mundiales se han saltado las más elementales normas institucionales al respecto y hasta se ha interpretado como una acción de injerencia en asuntos internos de ese país. Esto puede traer consecuencias diplomáticas serias en dado caso de que así lo considere la nación afectada. Parece ser que se han montado en una especie de “ola” para seguir creando percepción en la población de que las cosas son así.

Pero, en estos días que han transcurrido y con las pruebas de fraude e impugnación que la parte afectada ha presentado en los tribunales correspondientes, la intención de estos medios de prensa parece ser que está tomando una nueva dirección; están más cautos en sus comentarios.

Y esto parece que tiene que ver con el elemento de que, un alto porcentaje del público ya no los escucha y ha provocado que la facturación de sus empresas este disminuyendo. ¿Como es posible que estos medios hayan censurado al mismo presidente del país cortándole la rueda de prensa diciendo que lo que estaba diciendo eran mentiras? Esa no es la correcta accionar de la prensa.

Ellos no son jueces para determinar si es verdad o mentira lo que se está hablando. Su trabajo es cuestionar, indagar, confrontar, comparar la información ofrecida. Aquí en nuestro país hemos tenido un accionar de la prensa también de forma manipuladora y engañosa ya que se han dedicado a seguirle el juego a esa prensa internacional sin hacer las debidas investigaciones ni confrontaciones de la información.

Han asumido la postura también del ataque a una de las partes sin ningún miramiento, de una manera irracional y se han equivocado. Éstos también han perdido mucha credibilidad en gran parte del público que no les cree nada.

Tampoco han hecho referencia a todo el proceso de impugnaciones que se está llevando a cabo en los tribunales de esa nación y se convierten así en cómplices de una prensa globalista, manipuladora, embaucadora, mentirosa, dictatorial y totalitaria, que asesina la verdad. Se equivocaron y se siguen equivocando. Tenemos una parte de la población manipulada que no razona ni piensa en todo el cúmulo de mentiras que se nos está transmitiendo y obligando a aceptar como verdadero.

¡Eso no es periodismo objetivo! El periodismo mundial en estos momentos está siendo muy cuestionado por su falta de objetividad e imparcialidad. Y a qui en nuestro país RD ni se diga.

Sigamos esperando los resultados oficiales de esta contienda electoral estadounidense. Sólo existe un organismo oficial que debe de dar al justo ganador y se llama Colegio Electoral, y esa decisión tiene que ser abalada y anunciada por el Congreso de los EEUU. Esto sucederá hasta el día 14 de diciembre.

Todavía se están conociendo las impugnaciones en los tribunales judiciales. La prensa debe mantener permanentemente un código de respeto e imparcialidad. No deben seguir fomentando la división. Y la población en general debemos ser cuidadosos con estas informaciones que están saliendo en los medios y prensa. Aprendamos a no creernos todo sin cuestionar las ideas.

Recordemos que no siempre la información pública coincide con la información publicada.

Acerca del Autor