Vie. Ene 27th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

2021: Se aceleran los planes mundialistas que amenazan a la humanidad

10 min read

Hemos terminado el primer mes de este año 2021. El año pasado será recordado como un año catastrófico debido a todo lo relacionado con la llamada pandemia del virus covid-19 que, aún en lo que va de este año recién iniciado, no está claro que las consecuencias de esta pandemia vayan a terminar por ahora.

Gran parte de la población mundial puso su entusiasmo y anhelo en que este año 2021 llegara pronto porque ya no soportábamos un grado más de angustia, ansiedad, miedo, pánico, desesperación, incertidumbre, etc.; así mismo, también puso y mantiene sus expectativas y esperanzas en la fabricación e inoculación de las vacunas, a pesar de que su efectividad científica no esté del todo asegurada.

Vacunas propuestas.

Hay muchas interrogantes sin respuestas con relación a las vacunas que, tanto los fabricantes y autoridades gubernamentales, no han querido dar a la población. Se mantiene el que es necesario, y en otros países hasta obligatorio vacunarse, para contrarrestar los efectos del virus.

Ya tenemos las políticas públicas que, al respecto están implementando algunos países con relación a la pandemia y las vacunas: en los Estados Unidos de América ya es obligatorio para los viajeros, tanto nacionales como internacionales, presentar en el aeropuerto la prueba negativa del virus, si no, no podrán entrar al país; pero no es de extrañarnos que en unos meses más exijan la vacuna para poder ingresar a territorio norteamericano; Brasil lo mismo, pero con la vacuna.

Un gran porcentaje de la población mundial quiere, anhela, desea y tiene decidido recibir la vacuna sin importar lo que les pueda suceder en cuanto a sus posibles efectos secundarios; por otro lado, hay un alto porcentaje de la población mundial que se ha negado a vacunarse aduciendo el que no están seguros ni confiados en su efectividad.

Otra parte de especialistas en virología, epidemiología, genética y otros, se han expresado en la no conveniencia de las vacunas, así como otros especialistas que sí la defienden y aprueban. En fin, como dice el dicho popular “hay de todos los sabores y colores”, o también, “todo depende con el cristal con que se mire”.

Planes Globalistas

Este año 2021 avanza y con él, también avanzan los planes y estrategias de los llamados “amos del mundo o élite globalista”.

Hay que tener en cuenta que estos planes no comienzan ni se retoman en este año que ha iniciado, sino más bien que continúan porque esto está planeado y viene ejecutándose desde el siglo pasado, más exactamente después de la Segunda Guerra Mundial con la creación de la Organización de las Naciones Unidas, que ha sido una especie de “gobierno mundial”, para que esta élite globalista imponga sus políticas al conjunto de las naciones.

Son muchos los planes, estrategias y acciones que se han creado en este organismo mundial y han venido imponiéndolo de una manera sutil, que los países y sus poblaciones cuando vienen a darse cuenta, ya es tarde porque están muy avanzadas, aunque siempre han sucedido ante nuestras narices.

Así pues, en este mes que acaba de pasar, como años anteriores, se llevó a cabo la ya conocida reunión del Foro Económico Mundial o Foro de Davos, que se reúnen todos los años en la ciudad de Davos – Suiza, para tratar temas de interés mundial, pero parece ser que ese interés es sólo de esta élite globalista.

En esta ocasión la reunión se realizó de manera virtual por el tema de la pandemia. El fundador de este grupo es el economista suizo Klaus Schwab. Este señor es el precursor y auspiciador de lo que él mismo ha llamado “La Cuarta Revolución Industrial”, caracterizada por el uso generalizado de inteligencia artificial, soluciones automatizadas y robóticas; y también del “El Gran Reinicio” (The Great Reset).

Este señor escribió recientemente un libro cuyo título es “Covid-19: El Gran Reinicio”. De las cosas que plantea en su libro es que, debido a esta pandemia y aprovechando la misma, las personas han tenido que experimentar cómo la vida que han conocido antes de la pandemia, se está desmoronando a una velocidad alarmante; que ha llegado el momento de reinventarse y que así surgirá un nuevo mundo. Las cosas ya no volverán a la normalidad porque ésta es o era defectuosa. La pandemia será la “oportunidad” para iniciar los cambios que se estaban produciendo antes de que llegara y que a su vez pondrá en marcha otros cambios.

Pues estos cambios los estamos viviendo y mucha gente no se están dando cuenta; están sucediendo ante nuestras narices. Esta pandemia ha sido causa también de un profundo desplome de todo el aparato económico y financiero mundial. Según el planteamiento de este autor, la pandemia es la oportunidad que hay que aprovechar para volver a imaginar el mundo, para que salga de esta crisis mejor y más resiliente.

A su vez, el primer ministro canadiense y globalista a ultranza, Justin Tredeau, dijo: “Esta pandemia nos ha dado una oportunidad para el reinicio/reseteo. Es la oportunidad para acelerar nuestros esfuerzos pre-pandémicos para re-imaginar sistemas económicos que realmente resuelvan problemas globales como la pobreza, la desigualdad y el cambio climático” (nov/2020). Unan estas palabras de Tredeau con la prohibición que ha impuesto recientemente de suspender los vuelos de las líneas aéreas canadienses a México y el Caribe hasta el 30 de abril, tomando como excusa la pandemia.  En realidad, ¿Qué es lo que hay detrás de esta prohibición? Esto no es más que una restricción de las libertades y actividades económicas para debilitar y controlar sociedades enteras.

Este Foro Económico Mundial es un organismo totalitarista; toma decisiones globales en la política, las finanzas, la economía, etc., para imponerlas al resto de la humanidad, sin que nadie los haya elegido ni dado autorización para ello.

Son un grupo de tecnócratas. Para estos tecnócratas, el mundo, la humanidad ya se encamina hacia una “nueva realidad”; un grupo que se cree que sabe lo que la humanidad necesita y quiere. Por esto es que ellos ya nos han dicho al mundo que para el 2030 “todos vamos a ser muy felices, aunque no tengamos nada”.

Estos líderes o élite globalista, cada año aumentan e intensifican sus directrices sin ningún miramiento, no lo esconden y hasta lo publican en sus páginas webs. Llama también la atención para esta ocasión el discurso que diera el líder chino, dictador y totalitarista, Xi Jin Pin, que se visualiza como el “nuevo poderoso” mundial, y que hiciera un llamado en su discurso a mantener y defender la democracia, la libertad y la paz.

¡Que cinismo! Pero a este señor nadie se atreve a enfrentarlo ni pedirle explicaciones sobre el surgimiento en su país de este virus. ¡Y qué novedad! Resulta que, según el director general de este Foro, Jeremy Jurgens, China fue el único país que creció económicamente en el 2020 debido a su buen manejo de la pandemia.

Llegada de Biden a Estados Unidos

Por otro lado, el recién instalado presidente estadounidense Joe Biden, – que está gobernando por decreto -, ha ordenado la supresión de vincular el virus del covid con el partido comunista chino; también, mediante otra orden ejecutiva o decreto, canceló la construcción de un oleoducto que firmaron la administración saliente de Donald Trump con el gobierno de Canadá, eliminando aproximadamente más de 50,000 empleos directos y cientos de millones de dólares en inversiones e impuestos para los estados involucrados.

¿Cuál fue en realidad la intención de esta cancelación? Pues una de las intenciones que están persiguiendo estos globalistas es la reducción al mínimo del uso de combustibles fósiles porque es dañino para el ecosistema y medio ambiente.

Pero también vuelve a hacer de Estados Unidos dependiente del petróleo iraní y venezolano y esto incluye miles y miles de millones de dólares, ¿sorpresa? ¿casualidad? No creo, porque en política nada es casual, sino causal.

Este presidente, en los pocos días que lleva al frente de la presidencia, ha firmado aproximadamente unos 40 decretos, – estableciendo así un récord para un presidente norteamericano -, sin pasar por el congreso de la nación. Por esto ya ha sido advertido por la fiscalía de que, si sigue en esa actitud, puede ser sometido a un juicio por violación a la constitución.

El señor K. Schwab, en una entrevista para la cadena noticiosa EuroNews en noviembre pasado, ya había dicho que el multilateralismo, es decir, la gobernanza mundial, tendrá una especie de “espaldarazo” de manos del nuevo presidente estadounidense Joe Biden.

Riesgos del Globalismo

Este grupo globalista tiene la intención de decirnos al resto de la población qué tenemos y podemos comer, cómo trabajar, cómo vivir, con quién y cuándo relacionarnos, cuándo viajar y cuándo no, cuándo y cómo movilizarnos, cuándo quedarnos encerrados, cuándo y cómo tener un sueldo básico universal; en fin, somos una sola comunidad, una misma amalgama, una comunidad global e inclusiva, ciudadanos del mundo.

Este globalismo no es más que un comunismo globalizado con tinte de capitalismo. Pero, ¿a quién en realidad es que benefician estas imposiciones? No es a la mayoría de la población mundial, sino a esa minoría elitista porque, a ellos nadie los va a controlar ni los van a supervisar. Es todo lo contrario. Ellos lo han decidido; ellos lo que quieren es más y más poder.

Entonces, para todo aquel que lea este artículo y que esté pensando que a lo que me he referido en el mismo es una estupidez, locura o invención o que piense que esto no es más que teorías de conspiración, le invito a que investigue lo que es el Nuevo Orden Mundial, la Agenda 2030: Los Objetivos del Desarrollo Sostenible; el Great Reset o Gran Reinicio, y la Agenda Avatar 2045.

Todo esto lo pueden encontrar publicado en los sitios webs de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), al igual que en la web del Foro Económico Mundial; puesto que ahí es donde se han fraguado estas políticas ideológicas para irlas imponiendo a la humanidad.

Permítanme decir algo con respecto a esta agenda globalista conocida como “Agenda Avatar 2045 o Iniciativa 2045”. Esta agenda ya está en marcha. Consiste en “crear un avatar (alma artificial o digital) para cada persona y que, según los transhumanistas, por medio de este avatar se convertirán en inmortales. Esto no es ciencia ficción ni locura ni teoría conspiranóica.

La persona que está empujando esta agenda es un millonario ruso llamado Dimitry Itskov. Pero hay otros millonarios que también están apostando por este transhumanismo, como el señor Mark Zuckerberg, Elon Musk, Eric Drexler, – del Instituto Tecnológico de Masachusets -, y por supuesto, el señor Bill Gates; así como varias compañías en esta rama de la tecnología, como por ejemplo la Future of Humanity Institute de Nick Bostrom, y la Battelle Memorial Institute.

Esto se logrará con el uso de la tecnología de los “nanobots” en las personas y la implantación de un chip cerebral para conectar y transferir sus cerebros al internet y conectarlos a una “Inteligencia Artificial”.

Hacia allá va la globalización y el control total. Y lo peor o triste de esta realidad, es que la mayoría de la población lo está aceptando sin protestar porque ni si quiera se están dando cuenta de que sus derechos y libertades están siendo suprimidos; más bien hasta les aplauden.

Superación de la Pandemia

Pues la situación o crisis sanitaria mundial provocada por este virus, por lo menos, para este año que apenas llevamos un mes, no pinta que saldremos de ella o la superaremos. Y esto no es pesimismo; es la realidad que muchos no quieren ver ni están viendo, porque los tienen anestesiados y manipulados con programas de entretenimiento en el hogar para que no piensen.   Sabemos que ya se viene hablando de un rebrote que dicen que es más peligroso que el primero; pero es que al mismo tiempo se habla de que posiblemente vendrán más rebrotes.

La duda que surge aquí es ¿Cómo saben o en qué estudios científicos se están basando para hacer estas proyecciones del virus? La pandemia y sus vacunas no son más que las excusas perfectas para imponernos al resto de la humanidad estos planes malthusianos de reducción de la población.

Como muestra un botón: las vacunas del ministerio mundial de salud OMS, contra el tétanos (1990-2000), aplicada en países africanos, (como Kenia), América del Sur, la India, provocaron la esterilización de millones de personas porque la vacuna provocaba una respuesta inmune que atacaba a la ganotropina (hormona responsable de la ovulación y necesaria para la concepción y desarrollo del embarazo).

Por esto, se puede entender mejor el por qué estos países africanos no quieren saber del señor Bill y Melinda Gates que, con su fundación, han sido los precursores de este genocidio silente.

Despertar

Dicho todo lo anterior, y aun faltando mucho más qué decir, el futuro de la humanidad es incierto. Estos grupos de la élite globalista siempre se han encargado de irnos mostrando cuáles son sus planes para la humanidad, sólo tenemos que echar una mirada profunda y reflexionar más detenidamente en algunas películas de años anteriores, por ejemplo: “Demolition Man” y “Avatar”.

Tenemos que seguir despertando y asumiendo actitudes de resistencia ante este avance avasallador de esta élite globalista, y al mismo tiempo seguir preparándonos porque estos tecnócratas no lo pensarán dos veces para seguir llevando y provocando crisis profundas en el mundo porque están empecinados en seguir llevando a cabo y a su término su plan macabro, dictatorial y genocida.

Para nosotros los cristianos, la oración y confianza en Dios es y será siempre columna vertebral en estos momentos y los que están por venir.

Acerca del Autor