Vie. Ene 27th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Diócesis de La Vega celebra Semana Laudato Si

4 min read
SEMANA LAUDATO SI

La Diócesis de La Vega celebró la Semana Laudato Si, celebrando el día mundial del Medio Ambiente y el 6º aniversario de la Encíclica Laudato Si del Papa Francisco con el lema: «La casa es común, es responsabilidad de todos«

La actividad fue preparada por la Comisión Diocesana de Pastoral de Ecología que dirige el P. Jhonny Durán junto a la Comisión de Pastoral Social-Caritas y nos comparte en exclusiva este audio explicándonos lo vivido:

Audio P. Jhonny Durán
P. Jhonny Durán, Director Pastoral Ecológica Diócesis de La Vega.

La actividad se inició el día 30 de mayo y concluyó el día 6 con una misa celebrada por su Obispo, S. E. Mons. Hector Rodríguez, que también es el presidente de la Comisión Nacional de Pastoral de Ecología y Medios Ambiente de la Conferencia del Episcopado Dominicano.

El día 2 junio fue celebrada una misa convocando a diversas organizaciones y personas que trabajan en favor del ambiente en la Diócesis y sobre todo aquellos que trabajan en la Pastoral Social y Ecológica. El Obispo explicó en su homilía el trabajo que está realizando dicha pastoral en la diócesis, así como los graves problemas que se presentan en la zona del Cibao y todo el país :

HOMILÍA MONS. HECTOR RODRÍGUEZ EN LA CELEBRACIÓN SEMANA DEL MEDIOAMBIENTE (2 junio 2021)

Lema: La casa es común… es responsabilidad de todos”. Es una semana para, educar, realizar acciones a favor del medioambiente, corregir y crear conciencia sobre la importancia de preservar un medioambiente sano.

El Papa Francisco, en La Laudato Si’, pone uno de los acentos en la conversión ecológica, indicando que no se trata únicamente de un cambio en los hábitos de consumo o transporte, sino principalmente en una nueva consideración de quiénes somos y cómo deberíamos relacionarnos con los demás y con el ambiente. Supone considerarnos “parte de un todo mayor”, creado por Dios y no por nosotros, y por tanto con una responsabilidad ante el Creador de cómo tratemos a los demás seres humanos y a las demás criaturas. Esto se traduce en un cambio en el estilo de vida, pero sobre todo en nuestros esquemas mentales, recuperando el sentido sagrado de la Naturaleza, en cuanto imagen de Dios y el valor intrínseco que tienen todos los seres creados.

Cuidar la creación es uno de los mayores retos para todos los humanos: desde la tierra para habitar, hasta las aguas que alimentan la vida, desde los árboles que dan fruto hasta los animales que pueblan la casa común, todo es hermoso a los ojos de Dios, quien ofrece al hombre la creación como un precioso regalo para defender.

Observando la respuesta que los cristianos damos a la misión de cuidar la creación el Papa afirma: Trágicamente, la respuesta humana a ese regalo ha sido marcada por el pecado, por la codicia y la ambición de poseer y explotar. Egoísmos e intereses han hecho de la creación (lugar de encuentro e intercambio), un teatro de rivalidad y enfrentamientos.

La clave está en la sostenibilidad o sustentabilidad ambiental… es decir, en el equilibrio social, económico y medioambiental, de manera que se garantice una continuidad de los recursos en el futuro; que, al satisfacer nuestras necesidades de agua, alimentos, y demás recursos, no causamos daños a nuestro medio ambiente ni agotamos los recursos naturales, garantizando su existencia en el tiempo. La sustentabilidad ambiental busca garantizar a la sociedad condiciones para que esta se soporte y, por ello, busca garantizar la viabilidad del crecimiento económico en relación con el ambiente, es decir, la explotación no debe sobrepasar la capacidad de regeneración de los recursos naturales.

No olvidemos quiénes somos: criaturas a imagen de Dios (cf. Gn 1,27), llamadas a vivir como hermanos en la misma casa común. No fuimos creados para destruir las obras de Dios; fuimos pensados y deseados en el centro de una red de vida compuesta por millones de especies unidas amorosamente por nuestro Creador para relacionarnos de manera armónica y respetuosa.

Invitación: Es la hora de redescubrir nuestra vocación como hijos de Dios, hermanos entre nosotros, defensores de la creación. Todavía estamos a tiempo para reflexionar sobre nuestro estilo de vida y sobre cómo nuestra elección diaria en términos de alimentos, consumo, desplazamientos, uso del agua, de la energía y de tantos bienes materiales, a menudo son imprudentes y perjudiciales. Nos estamos apoderando demasiado despiadada y agresivamente de la creación. ¡Elijamos cambiar, adoptar estilos de vida más sostenibles, sencillos y respetuosos!   Amén.


Diversas actividades fueron realizadas en la diócesis durante la semana como jornadas de reforestación, limpieza y recogida de desechos sólidos y basura en espacios públicos, capacitaciones, celebraciones, reuniones con grupos ambientales y una serie de programas especiales en el canal de televisión católico La Voz de María que pueden ser encontrados en su canal de youtube.

La Semana Laudato Si concluyó el domingo 6 con la celebración de la misa dominical desde la Catedral Basílica Inmaculada Concepción presidida por Mons. Héctor Rodríguez junto al P. Jhonny Durán agradeciendo a Dios por todas las actividades realizadas.

La celebración fue transmitida también por el canal católico La Voz de María:

Acerca del Autor