Mar. Jun 18th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Jesús un comunicador de su tiempo para nuestro tiempo

2 min read
JESÚS COMUNICADOR

Nadie que juzgue los hechos de manera honesta, sin importar que sea ateo o creyente, religioso o agnóstico, letrado o simple tertuliano de lo popular,  pondrá en dudas que Jesús fue un maestro de la comunicación.

Lo anterior a la razón de que trasmitió un mensaje, dirigido en principio a las gentes de su tiempo, pero con fuerza y vigencia tal que día a día se renueva en cada uno de nosotros, sus postreros.

Las claves comunicacionales de su éxito se pueden resumir en que:

Jesús enseñaba y comunicaba con autoridad
  1. Tenía pleno conocimiento de sí mismo y de sus interlocutores.
  2. Habló para distintos públicos y desde distintos escenarios, con un lenguaje particular, centrado  su potestad de ser camino, verdad y vida.
  3. Expreso su mensaje mediante parábolas, discursos escatológicos, acciones significativas y milagros.
  4. Habló a multitudes de hombres y mujeres como conjunto y entre éstos tocando a cada persona en particular; llamando ente ellos a algunos por su nombre.
  5. Sació jornadas de ayuno de las multitudes reunidas, a las que proveyó de alimentos, luego de multiplicar unas cuantas migajas de pan, como expresión de que uno solo es el Pan que colma el hambre de una vez por todas.
  6. Desveló la soberbia  de los encumbrados.
  7. Exaltó a los humildes, dando propósito a sus vidas.
  8. Escuchó al prójimo sin importar oficio o clase social.
  9. Confrontó la injusticia y a quienes se apropiaron de la ley mosaica para su provecho.
  10. Se paseó entre gentes comunes y mercaderes mostrando el imperio del reino de Dios como faro de salvación.
  11. Manifestó compasión por los humildes.
  12. Enseño a ser prudentes como las serpientes y sencillos como las palomas.
  13. A todos y cada uno llamó al arrepentimiento y la conversión.

Pero por sobre todo, porque logró que la gente hablara y diera testimonio de él.  Dicho de otra manera, para sus coetanos Jesús era la noticia.

Para nosotros Jesús sigue siendo la noticia que no caduca.  Una noticia que el mundo espera; que esta contenida en la Doctrina de la Iglesia y que nuestros Pastores como todo laico comprometido tienen la obligación de trasmitir mediante sus mismas claves e incluso por nuevos medios de comunicación.

Roguemos al Dios Altísimo, para que el testimonio del Cristo sea la gran noticia.