Sáb. Ene 22nd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Nuevo Santuario de Bayaguana en República Dominicana, dedicado al Santo Cristo de los Milagros.

4 min read
DEDICACIÓN SANTUARIO

El Arzobispo Metropolitano de Santo Domingo y Primado de Américo Mons. Francisco Ozoria Acosta presidió la solemne eucaristía en la quedó consagrado en nuevo Santuario al Cristo de los Milagros, este viernes 10 de septiembre y concelebrada por el Nuncio Apostólico Mons. Ghaleb Moussa Abdalla Bader, el Cardenal Seán Patrick O’Malley OFM Cap, Arzobispo de Boston, los Obispos Auxiliares de Santo Domingo y una representación de Obispos de la Conferencia Episcopal Dominicana.

El Gobierno Dominicano estuvo representado por la figura del Presidente Constitucional de la República el Lic. Luis Abinader y la Primera Dama Raquel Arbaje, además de varios funcionarios gubernamentales y municipales.

La noche anterior fue trasladado en procesión la imagen del Santo Cristo de los Milagros desde el Santuario viejo Parroquia San Juan Bautista donde estuvo colocada la imagen durante muchos años, pero ese templo se quedó pequeño ante la cantidad de peregrinos que lo visitaban y surgió la inspiración de construir uno más grande. Finalmente y con ayuda de los últimos gobiernos y de la ayuda de muchísima gente se pudo construir este nuevo Santuario.

Aun controlando la cantidad de personas que pudo estar dentro, el templo estaba casi a casa llena.

La homilía fue pronunciada por el Cardenal O’Malley quien recordó que; “nuestra responsabilidad es de vivir como hermanos, que todos estamos aquí para cuidarnos los unos de los otros. Y, durante esta pandemia hemos aprendido cuánto nos necesitamos los unos a los otros.

Cardenal O`Malley

Nuestra Iglesia tiene como compromiso de construir la comunidad, formar un mundo más humano, más fraterno.

Que este Templo sea la Casa de Dios, donde los peregrinos descubran el amor de Dios, la razón de su existencia y la misión que el Señor les ha encomendado, que sirva para construir la comunidad de fe”. Agregó.

El Nuevo Santuario:  “Es morada de Dios” es presencia de Dios desde donde se da generosamente a los que le buscan y esperan; es también, lugar de citas con el Señor de Señores” puntualizó el purpurado.

Al concluir la celebración el Arzobispo agradeció a varias de las personas que hicieron posible la construcción del nuevo templo y del apoyo prestado desde el inicio de su gobierno del Presidente Luis Abinader y los Ministerios involucrados, así como de los anteriores presidentes y senadores que también lo hicieron desde el inicio del proyecto.

También explicó Mons. Ozoria, que a partir de la dedicación del templo, ese lugar sería reservado para adorar a Dios y que nunca sería usado para otros fines, ni como refugio. También agradeció e invitó a que los demás obispos que se encontraban presente lo visitaran con peregrinaciones desde sus respectivas diócesis.

Mons. Lorenzo Vargas, vicario episcopal territorial de la Vicaría Cristo de los Milagros, explicó al final como se logró la construcción del gran templo y expuso los elementos que todavía faltan en infraestructura asi como la reparación de las carreteras aledañas.

Breve historia del nuevo santuario

Este proyecto está concebido como un centro de peregrinación que permita a los peregrinos, el descanso en Dios y adquirir fuerzas para avanzar de la mano con Jesús. Contiene área de formación  y promoción humana, área ecológica,  campo agrícola- experimental, salón multiuso, área para las ferias de los productos del campesino, taller de artesanía, jardines, casa presbiteral, social, entre otras.

El primero en presentar un proyecto formal para la remodelación del Santuario fue el P. Tomás Núñez, quien le suscribió al Arzobispo Adolfo A. Nouel, el 08 de Julio de 1928 el contrato de construcción con Francisco Gonzales, quien debía ejecutar los planos elaborados por el arquitecto Alfredo Scaroina, dicho proyecto se realizaría en el mismo lugar donde se encuentra el Santuario. Pero este proyecto se detuvo por el traslado de su principal promotor.

Más tarde en Abril de 1974, impulsado por el P. Santiago Coste se reactiva este deseo con la creación y presentación ante el Cardenal Beras Rojas, del comité para la construcción de un nuevo santuario, dicho proyecto tampoco se pudo concretar.

Es en el año 2007 cuando, impulsado por el P. Gregorio Berroa Bello, la Arquidiócesis de Santo Domingo, encabezada por Nicolás de Jesús Cardenal López Rodríguez, inicia oficialmente la construcción del santuario diseñado por el arquitecto Marcos César Núñez. Dicho santuario tiene la peculiaridad de que cada una de las partes tiene una representación simbólica, enfocada en la vida de Jesús.