Lun. Oct 25th, 2021

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar

3 min read

Los cristianos somos discípulos misioneros por el bautismo que hemos recibido. Todos estamos enviados a anunciar la buena nueva de Dios. Tenemos el deber, por así decirlo, de evangelizar a tiempo y a destiempo, ¿tú lo haces así?

El ritmo de vida nos sofoca tanto que invertimos mucho tiempo en tareas que no tienen trascendencia. Tenemos mil excusas para no dedicar tiempo a las cosas del Señor. Cuando nos requieren un servicio o ministerio pensamos que no podemos por la vida tan ocupada que tenemos. Olvidamos que por el bautismo somos enviados por Dios a curar almas, predicar el evangelio y, con el testimonio de vida, hacer presente el amor se Dios.

Dile que si al Señor. Prediquemos con nuestras palabras y obras. Estemos siempre dispuesto a cumplir la voluntad de Dios. ¡Ánimo!

Leer:

Texto del Evangelio (Lc 9,1-6):

En aquel tiempo, convocando Jesús a los Doce, les dio autoridad y poder sobre todos los demonios, y para curar enfermedades; y los envió a proclamar el Reino de Dios y a curar. Y les dijo: «No toméis nada para el camino, ni bastón, ni alforja, ni pan, ni plata; ni tengáis dos túnicas cada uno. Cuando entréis en una casa, quedaos en ella hasta que os marchéis de allí. En cuanto a los que no os reciban, saliendo de aquella ciudad, sacudid el polvo de vuestros pies en testimonio contra ellos». Saliendo, pues, recorrían los pueblos, anunciando la Buena Nueva y curando por todas partes.