Lun. Oct 25th, 2021

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

¿“Una Finca con Pasaporte” o una Nación que Avanza? Notas sobre la Reforma Fiscal y Tributaria.

3 min read
REFORMA FISCAL

Yo estoy de acuerdo con Reforma Fiscal: que baje impuestos, fije pocas escalas, simplifique trámites, mejore calidad gasto público, estimule reinversión de las ganancias y repatriación de capitales, premie la producción y las exportaciones, pero, sobre todo, que refuerce MIPYMES familiares y generé empleos con dignidad y calidad. También que atraiga capitales extranjeros no encanallados, promueva las mejores alianzas, impulse la formalización de los que decidieron volar fuera del radar del Estado.

Una reforma fiscal de impacto sólo tendrá sentido si va de la mano de la reforma de los mercados estratégicos, la ampliación de las bases propietarias para un capitalismo popular y la eliminación de regulaciones inútiles y obstructivas. Sencillamente, la carga de los precios de monopolios, oligopolios y colusiones aplastan. Las cadenas de intermediación, abusivas para productores y consumidores, exaccionan, revientan, explotan.

Las personas y las empresas- que el 98% son medianas, pequeñas y micro-, además de pagar impuestos, pagan los costos de las ineficiencias o concentraciones de los mercados, así como las corruptelas e incapacidades de los reguladores públicos y de una burocracia que crece a falta de políticas activas de empleos.

Una cuestión previa a cualquier reforma fiscal y tributaria de calado- no de parches, para salir del paso- es determinar el objetivo: que gobierno tenga más recursos para gastar o malgastar, pagar deudas contraídas con responsabilidad o alegremente, e invertir en proyectos bien o mal concebidos y ejecutados, o bien, que las fuerzas vitales de la nación puedan desplegar todo su potencial productivo y de innovación.

DESARROLLO NACIONAL

En pocas palabras: ¿cuál será el motor real del desarrollo nacional?. La realidad es que las naciones exitosas son aquellas donde la relaciones entre estado y empresas son simbióticas y no parasitarías, y sobre todo, aquellas, que integran hacia adentro, con un proyecto nacional fuerte e integrador, movilizando continuamente a millones hacia la producción, el consumo y la ciudadanía efectiva. La realidad también es que el esquema vigente en República Dominicana es oneroso, ruinoso, insostenible, está agotado.

Ahora el mundo está entretenido con Pandora Papers, cuando ese affaire es solo un aspecto de una realidad más compleja, que parte de un esquema global lleno de entretelones, como describió Loretta Napoleoni en los 90s, en su obra Economía Canalla. Una de las raíces envenenadas de la crisis global del presente es la extensión de las economías extractivas de rentas, que inviabilizan naciones enteras, y crean con sus marcados rasgos especulativos, burbujas tras burbujas, crisis tras crisis.

Llama la atención el énfasis morboso que ponen los medios de comunicación en que líderes políticos y celebridades empleen los llamados “paraísos fiscales”, cuando el problema real para el mundo es que la globalización potenció esos espacios hacia los que fluyen una enormidad de recursos, en el contexto de un proceso sin precedentes de concentración de la riqueza mundial.

Personalmente, creo que la lucha contra la corrupción e impunidad debe ir más allá de la experiencia de juicio y castigo, que es lo que más espectacularidad causa; pero lo principal y más difícil es desmontar los factores que generan corrupción estructural, sistémica y cultural, que se deriva de la relaciones entre política patrimonialista y negocios extractivos de rentas. La prioridad es superar la economía extractiva de rentas, fortalecer las instituciones públicas esenciales y crear un poderoso estímulo a la producción de riqueza real para todos.

PROPUESTA DE VINCHO CASTILLO A BALAGUER

Vinicio Castillo sur Twitter : "Dr Balaguer encargó a mi padre de la  aplicación leyes agrarias 1972 . Dignificaron la vida de decenas de miles  de familias campesinas , dándole tierras para
Joaquín Balaguer y Vincho Castillo

Para recordar: en 1991, el presidente de la FNP, Vincho Castillo, le propuso a su amigo el presidente Joaquín Balaguer, como elemento clave de la reforma fiscal que se discutía entonces: “Nómbreme Secretario de Finanzas sin sueldo, y le buscare los capitales que están en el exterior, en virtud de los tratados de información recíproca”.

Era obvio que no le harían caso, pero la propuesta además de audaz era a la vez justa: se le darían a dichos capitales ciertos incentivos tributarios, si eran parte de planes de inversión privada, para aumentar la producción y generar empleos de calidad. Se trataba de miles de millones de dólares, que por distintos motivos y circunstancias estaban depositados en bancos extranjeros.

Para recordar: en el 2005 se aprobó a propuesta de la FNP, el sistema de rifas con los facturas del ITBIS, como instrumento para combatir la gran evasión. La DGII lo anuncio públicamente en acto por TV, con bombos y platillos, porque hacía obligatorio uso de máquinas de comprobantes fiscales…pero !oh sorpresa! nunca se realizo; y a mi, que al principio estaba orondo por el aporte realizado, me decían que estaban perfeccionando el mecanismo.

GRAVAR APUESTAS Y BANCAS DE APUESTAS.

Para recordar: en seis ocasiones la FNP en el Congreso propuso gravar las apuestas en loterías, bancas deportivas y casinos, con el ITBIS o con Selectivo. Nunca fue aprobado, a pesar que podía generar miles de millones en ingreso, y que es actividad económica con externalidad negativa, que, además, solo refuerza la concentración de los ingresos en detrimento de la población más pobre.

Un Estado que no tiene capacidad de gravar las apuestas -que también son una actividad de zona gris o de alto lavado-, no tiene autoridad para exigir pago de impuestos a los sectores de clase media y productivos, que no reciben contra-prestaciones adecuadas del Estado.

En un sistema político atrasado y deformado, que reparte como favores lo que debe garantizar como derecho y dispensa como gracia el cumplimiento de obligaciones, es natural que la política populista, mantenga muchas exenciones: “no te cobramos impuestos, así no estaremos obligados”. Con poderosos la lógica es otra.

Los poderosos locales y foráneos, que son pocos, son también los grandes electores reales y además, los grandes beneficiarios, con excepciones, de las tendencias extractivas de rentas, los sobreprecios y los costos ocultos son el peor de los impuestos, solo que para beneficio de particulares.

Imponen sus reglas, por diferentes vías, que cuidan por lo común las formas y la legalidad, porque predomina entre ellos la idea de que la República es una especie de “finca con pasaporte“. Es hora de una gran definición: somos o no somos una nación, entendida esta como la unión de todos los dominicanos, que avanza hacia un futuro mejor para todos.

10 preguntas básicas sobre una reforma fiscal en la República Dominicana -  Diario Libre