Lun. Oct 25th, 2021

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

El 12 de Octubre y la Estatua de Colón

8 min read
ESTATUA CRISTOBAL COLÓN

Guía de Pensamiento y Acción( 80)
Por Pelegrin Castillo Semán

Raymond Aron decía una gran verdad: “el hombre hace la historia pero pocas veces sabe la historia que hace”. El “despistado” de Colón, que navegó hacia Cathay y las Indias para descubrir sin saber Las Américas -nos guste o no el personaje-, fue el hacedor de una hazaña extraordinaria en la historia de la humanidad y además de ambición de riquezas, con todas sus máculas, tenia sentido de grandeza. Un nuevo mundo, surgiría de esa acción del Gran Almirante, tan vituperado en estos días.

Hoy es contra Colón: un grupo de desorejados, invocando la causa de “la descolonización”, quieren derribar su estatua en el parque que también lleva su nombre en Santo Domingo. Advierto, que más temprano que tarde el ataque rabioso y absurdo será contra Duarte -ya lo intentaron en Nueva York-, y luego contra Sánchez: porque siendo negro fraternizó con “los blanquitos” de La Trinitaria y colaboró con Santana, y por ese camino nos tratarán de convencer que República Dominicana es pura “segregación”, y no amalgama e integración cultural a partir de la diversidad de colores y culturas, la mejor versión de “la raza cósmica”.

Con Colón vino la espada y la cruz; las encomiendas y los defensores de indígenas; vino la primera insurrección de blancos liderando indios contra la metrópoli con Roldán; el sermón de Montesinos en defensa de los indios; la insurrección de Enriquillo ( Don Enrique), y el primer tratado de paz de Las Américas con todos sus protocolos. Así nació el moderno derecho de gentes y sus grandes exponentes: Vitoria y la Escuela de Salamanca.

No generalizar

La defensa moral y jurídica de los indios, como seres humanos, hijos de Dios, se hizo en español y por españoles, y en nombre de Cristo. Claro que había explotación y abusos, pero es tontería decir que las trajeron los españoles. Ellos cambiaron las formas, que aquí en el Caribe fue mas intensa, porque no existía el sistema de dominio mexica, maya o inca.

Tengo años luchando por la reivindicación de los derechos marítimos RD frente a las pretensiones inaceptables de UK, EEUU y Holanda: nunca he visto a ninguno de estos “luchadores anticolonialistas…”, expresarse en apoyo de la soberanía e integridad territorial de la República, y son muchos miles de km2 y riquezas que están en disputa.

El descubrimiento de América el 12 de octubre de 1492

Intenciones de cambiar la historia.

El totalitarismo se expresa de manera más nítida e inequívoca cuando quiere cambiar la historia, reescribirla, o simplemente borrarla. Hace años, por curiosidad me puse a buscar en un viejo manual de historia de la URSS como trataban a Trotsky, el Fundador del Ejército Rojo, hombre clave en la Revolución de Octubre, y me sorprendió que apenas le dedicaran unas líneas irrelevantes y desdeñosas.

La quintaesencia del totalitarismo: el emperador chino Quin Shi Huang decretó quemar todos los libros escritos antes de él, para que la historia empezara con él. Hoy pasa con la historia enterrada de la matanza de Tiananmén. Lo mismo estamos presenciando en el presente en todo el mundo, con estos absurdos proyectos de deconstruir la sociedades a partir de manipular la historia.

Esta más que probado que la conquista europea de América provocó inicialmente un fuerte impacto en las poblaciones aborígenes: en las Antillas las enfermedades, el mestizaje y el régimen de trabajo, más que las matanzas, fueron generadores de la desaparición de esas poblaciones.

Un buen ejemplo de la eficacia de la guerra de desinformación, fue la campaña contra España, por parte de sus potencias rivales, en especial Inglaterra. Los que sepan algo de historia recordarán que la Leyenda Negra sobre la Conquista de América se montó con denuncias, entre veraces y exageradas, de los mismos españoles, la gran mayoría sacerdotes o funcionarios.

Todavía duran sus efectos, y ese relato corrosivo obvia más de dos siglos de historia de Repúblicas formalmente independientes, bajo las cuales las comunidades indígenas y afrodescendientes, sufrieron tanto o más que en el periodo colonial. Concuerdo con Krause que el positivismo y el liberalismo en nombre del progreso, afectaron más la vida de los pueblos indígenas que el dominio colonial, donde se abrió paso, aun con precariedad, un estatuto de derechos.

Perspectiva Realista.

Hace años leí unos formidables ensayos de los eminentes historiadores británicos Elliot y Kamen que ponen en perspectiva realista, en contexto objetivo, lo que fue el Descubrimiento y la Conquista. Tema que ha sido retomado por ciertas mutaciones de virus ideológicos con ánimo iconoclasta, e innegables acentos ideológicos.

En justicia hay que admitir que España, a diferencia de otros imperios, reprodujo con espíritu misional en Las Américas, sus instituciones, su cultura, su idioma, su fe religiosa, incluso, indirectamente, sus influencias árabes y judías. Octavio Paz nos recuerda que el culto al Caudillo nos viene de los árabes vía España.

El comercio trasatlántico de esclavos favoreció fundamentalmente a las potencias europeas: menos a España y Portugal que a los que financiaban las empresas de conquistas. Por eso se ha dicho que “España ordeñaba la vaca pero que otros bebían la leche”. Cuando España llega a América, estaba lejos de ser el Imperio Español, que se fue construyendo con los siglos y la cooperación de muchos otros actores.

El comercio de esclavos by adrian acero garcia

Pero también es una tergiversación grosera, presentar esa infame actividad solo como obra del hombre blanco: la captura de los africanos la hacían tribus africanas, para luego venderlos como esclavos a los europeos. Previamente, el tráfico de esclavos se hacía desde siglos atrás, con los árabes. Tampoco, la conquista de México hubiera sido posible sin la cooperación activa de otros pueblos indígenas que estaban sometidos a la explotación de los Mexicas.

Más aún, en cierta forma, las guerras de independencia, en muchas naciones de América Latina, fueron guerras civiles, ya que elementos de las clases oprimidas cerraron filas con las fuerzas de la metrópoli. Bobes y sus terribles ejércitos populares fueron el mejor exponente de ese fenómeno. Al final, solo comprobaremos que la condición humana es la misma: capaz de todas las grandezas y heroísmos, y también, “de todos los errores y los horrores”, cómo diría San José María. Que la historia estará cargada de una ambigüedad esencial, donde se despliegan hasta el fin de los tiempos las líneas del bien y del mal.

Hace unos días fui informado que al brillante y combativo escritor y académico, el buen amigo y gran dominicano, Dr Manuel Núñez Asencio le impidieron participar -después de haber acordado lo contrario-, en la Feria del Libro Dominicano en NYC. Creo que desde el Ministerio de Cultura del gobierno de Luis Abinader deben explicación.

Hoy, 12 de Octubre, en este día tan marcado por la controversia histórica, reiteró ese reclamo, porque es inaceptable que ciertos intelectuales de nuestra diáspora en NYC – que tanto han medrado al servicio de causas antinacionales, y que son abanderados de esa visión visceralmente revisionista de la historia-, agredan a su duro contradictor Manuel Núñez Asencio, como lo hacen, para solo demostrar su encono e intolerancia constitutiva. Que recuerden que también un día como hoy, Miguel de Unamuno le espetaría al General Millán Astray, el célebre: “Venceréis pero no convenceréis”.

Guerra Híbrida.

Hay que ser muy ingenuos para creerse el cuento de que el revisionismo histórico en auge, está inspirado en ideales de justicia y paz, para acceder a una condición humana superior, no alienada. Ese discurso engañoso es parte de una guerra híbrida, de cuarta generación, que ataca las estructuras cognitivas y axiológicas de las naciones, para derribar su cohesión social. Esa guerra se está librando en todo el mundo, pero especialmente, en los EEUU y la UE.

Se ha dicho que la historia la escriben los vencedores: es lo más común, pero no siempre resulta así. En las sociedades abiertas, precisamente por ser abiertas, la historia esta sujeta a permanentes revisiones, críticas y variaciones, y en ocasiones ha servido para provocar la más eficaz de las derrotas, que es la moral. La historia juega un rol fundamental en las sociedades humanas: se busca en el pasado las claves para entender el presente y proyectar el porvenir, porque los humanos somos seres que nos realizamos con el devenir del tiempo.

Pero cuando la historia no es suficiente, se inventan los mitos, que también son muy humanos, y casi siempre son junto con las historias acomodada a los intereses, parte de las estrategias de dominio, cuyo plano más profundo es el mental.

En este mundo revuelto y confuso, cuando chocan o friccionan las civilizaciones, cuando unas se eclipsan o tambalean, y otras renacen con grandes pretensiones, a nadie debe sorprender ver las formulaciones más estrafalarias…”Los musulmanes llegaron a América tres siglos antes que Colón”, según el presidente Erdogan de Turquía, reseñaba BBC News Mundo hace algunos años. Ese relato sostiene que en Cuba existen pruebas de restos de mezquitas.

Intenciones de reescribir la historia.

Es evidente que la historia se quiere reescribir. Un nuevo relato está en la base de las pretensiones de ciertos grupos que fomentan la expansión del Islam: ya algunos sostienen que los líderes de la insurrección de esclavos en Haití se habían formado en África como musulmanes. No faltan tampoco grupos en La Nación del Islam en los EEUU, que fomentan la visión de que la fusión de los pueblos de la isla de Santo Domingo es una tarea pendiente.

Pero al final los pulsos de poder geoestratégicos se manifiestan con crudeza: la influyente revista Semana de Colombia nos trae hace unos días la denuncia con pruebas, de que el régimen de Venezuela adquirió un poderoso arsenal procedente de Irán. “Hay misiles, bombas, radares y sistemas de defensa aérea”. Estados Unidos, Colombia y la región están alertas. Irán tiene muchos agentes activos y dormidos en la región Gran Caribe.

Venezuela de Maduro ha sido su gran aliado. Es famosa la ruta Teherán-Damasco-Caracas. Pero Irán no anda solo. Le acompañan China y Rusia; y parecería que el ciclo de la Historia Universal, dominado por Occidente y su modernidad-que se abriría con la hazaña de Colón -, y continuaría con la conquista y colonización del mundo, podría cerrarse en el Gran Caribe, mientras EEUU se desgarra y debilita en luchas internas en torno a la teoría crítica de la raza, y Europa se debate entre negar sus raíces cristianas, el invierno demográfico y un multiculturalismo que demostró sus grandes limitaciones y peligros.

Deja un comentario