Sáb. Jul 2nd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Papá Blanco

2 min read

Cuando recibí a petición mía del querido amigo José Javier Ruiz Pérez unas anécdotas de uno de los hombres de mayor integridad y honestidad que he conocido, pensé que la casualidad siempre es actual.

Realmente tuve la fortuna de llegar a intimar con un hombre a quien la frivolidad le fue ajena, se trata de Manuel Ramón Ruiz Tejada, abuelo paterno de José Javier, que llamaban Papá Blanco, y quien se convirtió en fuente de inspiración y guía de toda la familia.      

Narra José Javier, que de niño le esperaba cada mañana siempre vestido de traje y corbata, y, de hecho, sólo una vez lo vio en chacabana blanca de mangas largas, ya que él iba temprano a su oficina que quedaba en su propia casa, y a pesar de que venía de haber comulgado, pues asistía todos los días a misa, no iniciaba su jornada en su despacho sin abrir la Biblia y hacer una oración.

De sus anécdotas, destaco la de estudiante de la Universidad de Santo Domingo, que como sus padres no podían costearle sus estudios universitarios, se inscribió en condición de “estudiante libre” desde San Francisco de Macorís según el programa de la Universidad y luego venía a la capital a examinarse.  

En esas condiciones obtuvo las más altas calificaciones que se podían atribuir a un “estudiante libre” obteniendo su título de Licenciado en Derecho en el 1928 cuando aún no había cumplido veinte años. Quedan muchas cosas por hablar de Papá Blanco, sobre todo de su sencillez, vida familiar y espiritual, que haremos en otras entregas, las que sean necesarias.