Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Comisión dominicana participa en Congreso Mundial de Pastoral de Turismo 2022

3 min read

Varios de los integrantes de la Comisión Nacional de Pastoral del Turismo de la Conferencia del Episcopado Dominicano participaron del Congreso Mundial del Turismo 2022 convocado por la Santa Sede.

Desde Santiago de Compostela en España, concluyó el VIII Congreso Mundial de la Pastoral de Turismo. Hemos encontrado muchas luces al repensar el turismo desde una dimensión Pastoral. Confirmamos los ejes principales de nuestra pastoral: la Acogida, el Acompañamiento y el Testimonio.

La Pastoral de Turismo como decía ya desde 2012 el Papa Benedicto XVI debe pertenecer a la Pastoral Ordinaria porque la Iglesia debe presentarse esencialmente servidora, evangelizada y evangelizadora, misionera, encarnada en los problemas reales del ser humano, comunitaria, festiva, anunciadora del Evangelio a los que no creen, educadora de los creyentes, en. constante renovación y conversión, signo del Reino de Dios.

Debemos ser una pastoral de Turismo cercana que acompañe desde las parroquias. La parroquia es la primera escuela de hospitalidad y acogida. Ella se abre para acoger a cuantos llegan a ella de paso, a la vez prepara a sus miembros para que apoyen y animen a cuantos dispongan vivir el testimonio de fe en el mundo del turismo.

Como resumen de todo lo escuchado afirmamos que las Iglesias no fueron creadas para estar cerradas. Es necesario que permanezcan abiertas y ser Iglesia en salida mostrando su belleza que es el encuentro con Cristo que debemos mostrar al turista o peregrino.

El VIII Congreso se celebró en Santiago de Compostela entre el 5 y 8 de octubre pasado, organizado por la Archidiócesis de Santiago, con el Patrocinio de la Santa Sede y la colaboración de la Conferencia Episcopal Española y bajo el lema: “Turismo y peregrinación: Caminos de esperanza”

Son varios los motivos que concurren a dar al VIII Congreso, una atención y relevancia particularísima.

Lo celebramos intentando emerger del momento más crítico y de mayor quebranto para el sector turístico a causa de la pandemia, y donde sólo en España se perdieron más de 600.000 puestos de trabajo en el sector. Lo hacemos también en el clima incierto que plantea la guerra en Ucrania y sus consecuencias directas que afrontamos a diario.

La importancia de celebrarlo por primera vez en Europa, fuera de los iniciales en el Vaticano y en un lugar de alta significación como Santiago de Compostela, abre una puerta a la esperanza, ya que hoy en día, de esos mil trescientos millones que se desplazan para hacer turismo, trescientos millones lo hacen por motivaciones religiosas.

El lema de la Organización Mundial del Turismo y de la Santa Sede para la Jornada Mundial del turismo que se celebra el 27 de septiembre propone “Repensar el turismo”. A todo ello nos avocaremos también en Santiago de Compostela el próximo mes de octubre.

Ponentes:

Mensaje del Cardenal Juan José Omella Arzobispo de Barcelona, Presidente de la Conferencia Episcopal Española