Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Valoremos a nuestra Patria 

3 min read

Estamos en el mes de febrero cuando conmemoramos la gesta heroica de nuestra independencia: 27 de febrero 1844. Esta bendecida fecha, marcó un antes y un después de nuestro destino nacional.

Gracias al Patricio Juan Pablo Duarte, dominicano por excelencia, quién tuvo el sueño de crear y forjar nuestra Patria -entusiasmando a un grupo de hombres y mujeres a luchar por ella- hoy gozamos de tener un suelo capitaneado por compatriotas en un sistema democrático, dónde los que tenemos la dicha y el privilegio de haber nacido y optado por la dominicanidad, tenemos características muy propias que nos enorgullecen.

Características que nos enorgullecen:

La primera es, nuestra fe en Dios. Fe manifesta públicamente bajo el lema Dios Patria y Libertad  estampado en nuestra bandera enseñoreada por la blanca y luminosa cruz, redentora  de la humanidad, bordeada por los colores rojo azul y blanco tal cómo está vestida nuestra madre y protectora Nuestra Señora de la Altagracia.

Otra característica importante que nos debe llenar de alegría, es el corazón generoso y solidario de nuestros habitantes. 

Los dominicanos somos siempre prestos a dar la acogida y la ayuda necesaria a quién lo necesite.

Por supuesto he de mencionar los bellos recursos naturales que goza nuestra tierra. Recursos naturales que por largo tiempo hemos cuidado y protegido pero que tristemente hoy en día están siendo amenazados por intereses malsanos que buscan solamente explotarlos por unos cuantos pesos.

Asimismo y por igual lamentable, la tala de los árboles que cobijan nuestros ríos.  Practica malsana que destruye y extingue poco a poco nuestros ríos, que son salvaguardas de la vida de esta isla.

Por más buenos que sean los recursos con que contemos -humanos como físicos-, hace falta la humildad para establecer mecanismos de coordinación y que cada quien haga su rol al respecto. Estas palabras traducidas a un lenguaje evangélico quieren decir, que hace falta hermanar esfuerzos para lograr el objetivo común.

No puedo dejar de mencionar la base ideológica que dio razón a nuestra existencia como a mis ojos lo es el ideario de Duarte.

Recordemos las frases de Duarte que dicen: «Trabajemos por y para la Patria» y aquella que dice: «vivir sin Patria es vivir sin honor.»

Es oportuno ubicarnos en el tiempo que nos ha tocado vivir, hay una tendencia globalista qué busca disminuir poco a poco la nacionalidad. Hago un llamado a  mis compatriotas a resaltar nuestra identidad y nuestra nacionalidad.

Nadie está ajeno a este propósito. Cada quien en el lugar que le ha tocado vivir tiene un rol importante. El maestro con respecto a sus estudiantes, el periodista en sus medios, el politico, el guardia, el policia, etcétera 

Vivamos nuestra  dominicanidad los y sintámonos Embajadores de nuestra república que ha sido llamada a ser soberana e independiente de toda potencia e influencia extranjera.

Amemos a nuestra Patria. Amar no es solo una palabra bonita. Amar es comprometerse, es accionar. Amemos a la Patria: comprometámonos con ella.  La Patria es de todos y de todas.