Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Día Internacional del Niño No Nacido.

2 min read

Cada 25 de marzo,  se celebra el Día Internacional del Niño No Nacido.

La vida es un don de Dios. 

La vida es sagrada y debe ser protegida en todas sus formas y etapas. 

La razón esencial del valor de la vida es que el ser humano es creado a imagen y semejanza de Dios, lo que significa que cada vida humana tiene un valor intrínseco y único por lo que constituye un valor fundamental para los cristianos. 

Pareciera que muchos aun no entienden que Dios es el creador y sustentador de todo lo que existe y su mandamiento claro y contundente que entrego a Moises no se limitaba a su generación sino a toda la humanidad.

El gran problema de estos tiempos es que el hombre quiere ser como Dios, disponer como Dios y hacer lo que le  venga en gana, asi sea aniquilando a los mas indefensos, a los bebes en el vientre de sus madres. Y para este genocidio se han levantado unas corrientes «feministas», unos argumentos «egoístas» con aquello que pregonan «mi cuerpo es mío», sin tomar en cuenta el cuerpo de esa nueva vida que va creciendo y que al igual que todos los que vivimos, también tiene el derecho a nacer.

Acabemos de entender que la vida humana es un proceso sagrado desde el momento de la concepción hasta la muerte natural. 

La vida es un regalo de Dios, y debemos respetarla y cuidarla en todas sus fases.

Esto significa que la vida humana no puede ser tratada como una mercancía o un objeto que se puede desechar o manipular a nuestro antojo.

La defensa de la vida implica un compromiso con la justicia social y la solidaridad con los más vulnerables y necesitados. Ser la voz de los que no tienen voz.  Ellos, los niños por nacer nos necesitan.

En cada eucaristía pedimos perdón al Padre por nuestros pecados de pensamiento, palabra, obra y omisión. 

Pienso que en esta lucha por la vida cuando nos llegue la hora de dar cuentas a Dios nuestro Padre y creador, nos preguntará ¿qué hicimos por ellos, o que no hicimos?

A tí madre, padre de la criatura por nacer, abuelos, doctores, comunicadores, legisladores, etc…, ¿estamos conscientes de nuestra responsabilidad? aun estás a tiempo para rectificar, y volver al camino  que  nos lleva a la vida.  ¡DEFENDAMOSLA!