Mar. Abr 16th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Freddy Ginebra da testimonio en Ultreya Cursillistas

3 min read

El pasado 3 de mayo en el Auditorio Amancio Escapa de la Casa San Pablo sede del Movimiento de Cursillos de Cristiandad la Ultreya del mes de mayo.

Inició como es costumbre con la Santa Eucaristía la cual en esta ocasión fue celebrada por los Heraldos del Evangelio con la particularidad de que final se hizo un acto de coronación a la Virgen de Fátima donde se escogió a una pareja de dirigentes de cursillos Orlando Prieto y su esposa Isabel Laura Goico de Prieto.

Luego del receso, María Isabel lebrón vocal de Ultreya dirigió las palabras de acogida a los nuevos cursillistas, y seguido de esto recordó a los presentes las actividades del movimiento:

  • Asistir a la Escuela de formación los lunes de 7:00 pm a 9:00 pm en Casa San Pablo (gratis y para todos).
  • Escuchar al Programa radial:De Colores:
  • Viernes de 7:00 pm a 8:00 pm en Vida FM en la 105.3.
  • Librería De Colores
  • Club de lectura
  • Invitación a seguir al. MCCen las redes.(Instagram, Facebook)

Llegó el momento en que Maria Isabel invitara al micrófono al tan querido Freddy Ginebra gestor cultural, escritor, periodista y actor, fundador de Casa de Teatro.

El tema de la Ultreya a desarrollar tenía por título: «¿Dónde está Dios?». Don Freddy inició su testimonio contando la realidad estremecedora del golpe tan fuerte que recibió cuando con apenas 5 años sufrió el divorcio de sus padres e incluso la división de la familia, ya que cada uno de los progenitores se dividieron los hijos, resultando que le tocó vivir con sus padres. Y se preguntaba, ¿dónde está Dios? Sin embargo, la más fuerte prueba fue cuando asesinaron a su padre quien llegó a ser para él su súper héroe. La amargura creciente de no saber por largos años quién lo había hecho, no le quitaron el deseo de pedir la gracia de perdonarle.

En el transcurso de la Ultreya compartió varias anécdotas muy bonitas donde reflejaba cómo a pesar de no sentir a Dios decidió verlo en el prójimo, ya que reflexionando se dio cuenta por la Palabra que somos hechos a su imagen y semejanza y decidió buscarlo dentro de sí a través de la oración y en el prójimo.

Compartió que a los 19 años hizo el cursillo 23, y cómo identificó la presencia viva de Dios a través del tío Julio, un ser humano que permeaba la luz de Cristo con solo mirarle. Narró lo mucho que le impactó conocer a la Madre Teresa y su gran enseñanza de amar hasta que nos duela.

Mencionó de forma muy amorosa a su inolvidable amigo Obispo Monseñor Francisco Arnaíz quien le pidió una vez que nunca dejara ni de escribir ni de dar charlas, una anécdota muy humana y sincera donde narraba a corazón abierto de que un día estando con él le confió su duda de la existencia de Dios… y él, con la agudeza y finura que le caracterizaba le dijo sin recriminarle y con una amplia sonrisa le respondió, y qué tal si existe?

Al finalizar estas líneas les invitamos a que lo vean en el canal YouTube del Movimiento Cursillos Cristiandad.