Dom. Abr 21st, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

NOS VISITA LA ALEGRÍA.

2 min read

LECTURAS DE HOY: 31/5/23 (Sf 3,14-18; Is 12,2-6; Lc 1,39-56).

Esta fiesta “La visitación de la Virgen María”, en tiempo ordinario, nos recuerda el fundamento para permanecer en la alegría cotidiana. Esta alegría tiene su arraigo en la tradición creyente de Israel, como se figura en la primera lectura.
 
El profeta Sofonías nos asegura que hay motivos para regocijarse, gritar, alegrarse y gozar de todo corazón. Es que Dios está en medio de nosotros, su Pueblo. No está presente de cualquier manera, sino en actitud reconciliadora, salvadora, redentora. Dios se abaja con alegría para visitar a los que ama. Él llega y se hace presente mediante hombres y mujeres que hacen visible su amor y su compasión.
 
En la Virgen María, Dios no sólo llega para visitarnos, sino para quedarse con nosotros mediante su Hijo Jesús. Cuando María visita, Dios mismo sale a visitar. Ella se puso en camino… y esta imagen nos recuerda cómo nosotros también debemos ponernos en marcha, salir de nosotros mismos para “llevar a Dios a los demás”, y “servirles con amor”.
 
María salió aprisa. No hubo pérdida de tiempo que retrasara la historia de salvación. Deberíamos ser como María, “no retrasar la hora por la pereza de ponerse en marcha”.
 
La santa alegría en el corazón, es la mejor casa del Espíritu Santo. Con razón Isabel estaba llena del Espíritu. Y, teniendo a Dios, pudo identificar al mismo Dios en la voz de María. La voz de María estremeció los corazones. Porque cuando hay alegría sincera en el Señor hasta el timbre del habla la manifiesta y la contagia.
 
El salmista nos invita a rezar diciendo: “¡Qué grande es en medio de ti el Santo de Israel!”. 
 
1. ¿La presencia de Dios en mi vida, en mi Pueblo, me ha despertado la alegría?  
2. ¿Cuáles signos me hablan de la visita de Dios? 
3. María canta la grandeza de Dios ¿Qué es para María lo más sublime de Dios? 
4. ¿Cómo son las visitas que hago? ¿Llevo a Dios conmigo donde quiera que voy?