Vie. Ene 27th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

LA VIRGEN DEL AMPARO, PATRONA DE LA ARMADA DOMINICANA.

6 min read

APUNTES DE UNA CONFERENCIA.

El martes 4 de febrero ha sido dedicada y elevada a la dignidad de Catedral Castrense el templo de Santa Barbara de los hombres de mar, en tal sentido dedicamos estas líneas a la Patrona de la Armada de la República Dominicana, producto de la atenta escucha de una magistral conferencia en su honor, dictada por el Licenciado Víctor Francisco García Alonso Vicealmirante(r) pasado Comandante General de la ARD. (Diciembre 8,  2017 en la Base Naval)

El conferenciante inició su charla diciendo que para ponderar el enfoque de fe de la devoción tradicional de los marinos dominicanos por la inmaculada Virgen del Amparo se debe remontar a la misma época de los orígenes católicos durante la conquista y evangelización del Nuevo Mundo en que los marinos les imploraban sus plegarias de amparos para la salvación de sus vidas ante los riesgos de muerte en que constantemente se veían amenazados.

La República Dominicana donde comenzó la evangelización del Nuevo Mundo ha vivido bajo el amparo de dos advocaciones Marianas Nuestra Señora de la Merced como la patrona principal la cual fue proclamada en 1616 durante el dominio colonial español y la Virgen de la Altagracia protectora y reina del corazón de los dominicanos.

Pero están bien en este país en donde la imagen de la Virgen de Amparo ha contado con una innumerable cantidad de devotos principalmente por los hombres de mar que desde la evangelización hace ya cinco siglos se había comenzado a sembrar la semilla del catolicismo qué tan arraigada mente se encuentra aún en nuestra sociedad Dominicana la que se motivará que se convirtieran en sus fervientes devotos.

Es por toda esta formación católica que heredaron los hombres de mar parte de la razón de ser de la existencia por la devoción de la Virgen ya que buscaban su Amparo y le ofrecían su veneración forjando probablemente de que haya surgido así el cimiento de las devociones hacia la inmaculada Virgen del Amparo fortalecido además a través de las devociones de las diferentes generaciones de marinos para que se haya convertido en nuestra venerada patrona y protectora aunque no coincidiera necesariamente con las tradiciones de otras marinas del mundo en que han venerado a la Virgen del Carmen como su patrona y protectora.

Es así que ya en el siglo XVII se inicia en este país, la devoción a la Virgen del Amparo, cuando su imagen fue depositada y era venerada en la iglesia de Santa Bárbara, tanto a la ida como al regreso de cada expedición marítima ya que en esa época resultaban ser muy temerarias por lo peligrosas, desconocidas, impredecibles y arriesgadas que resultaban ser.

Ya en el siglo XVIII cuando el marino civil se transformaba en Marino de Guerra para defender la patria en las diferentes batallas durante la Guerra de Separación e Independencia visitaban también la imagen venerada de la Virgen del Amparo en la Iglesia de Santa Bárbara antes de emprender las campañas libertadoras para implorar por el éxito de sus misiones patrióticas.

Esta devoción fue heredada por nuestros marinos mercantes y pescadores que la consideraban como su Patrona pues ya tenían una definida vocación católica hogareña desde el origen mismo de sus existencias.

El conferencista señaló de una forma especial un dato que le resultaba sorprendente, aunque no extraño dada la similitud existente entre los fundadores de una naciente Marina de guerra como fue La Flotilla Naval Dominicana creada para luchar por la liberación y defensa de la República Dominicana y que fueran los mismos Héroes que se llenaron de glorias libertadoras en la Batalla Naval del Tortuguero del 15 de Abril de 1844 que se llamarán precisamente con el nombre de Juan. Fijémonos Juan Bautista Cambiazo, Juan Bautista Maggiolo, Juan Alejandro Acosta asi coincidiendo junto a nuestro Padre de la Patria, «Juan Pablo Duarte»; no solamente en los Sagrados Principios de la Nacionalidad Dominicana sino también con el mismo nombre de aquel gran Santo y Profeta, Juan El Bautista, que anunciara la llegada de Jesús bautizándolo luego y sacrificándose hasta el martirio en preparar y alumbrar los caminos del Señor.

Asimismo es loable apreciar la gran formación religiosa del catolicismo en los forjadores de nuestra Nacionalidad Dominicana, pues comenzando por su nombre Dominicana que se deriva de la Orden Seglar Dominicana creada por Santo Domingo de Guzmán el mismo fundador de los dominicos que significa según la Biblia día del Señor y que incluso, cuando el Patricio Juan Pablo Duarte en 1838, formaba el grupo secreto de la Trinitaria; firmaron la lealtad a la causa libertadora, con la tinta de sus respectivas sangres, obtenidas al pincharse con el alquiler que sostenía la medalla con la Sagrada Imagen de la Virgen de la Altagracia, que llevaba siempre prendida de su ropa.

De la misma manera, se puede claramente apreciar la relación y afinidad existente entre la religiosidad y el Patriotismo dominicano desde nuestro propio origen a través del mismo juramento a los Trinitarios, que realizaba el Patricio Duarte y el cual decía, «en nombre de la Santísima injusticia indivisible Trinidad de Dios omnipotente juro y prometo por mi honor y mi conciencia en manos de nuestro Presidente Juan Pablo Duarte cooperar con mi persona, vida y bienes a la separación definitiva del gobierno haitiano e implantar una República libre y soberana e independiente de toda dominación extranjera que se denominará República Dominicana…

Vocaciones religiosas de los patriotas.

El Licenciado García Alecont también hizo notar a la audiencia las vocaciones religiosas de nuestros patriotas al proyectar orgullosamente en el centro del escudo nacional Dominicano una Biblia abierta precisamente en el Evangelio de Juan capítulo 8 versículo 32 en el que expresa la conocida cita, «Conoceréis la Verdad y la Verdad os hará libres» y sobre ella está representada una cruz y en la parte superior figura una cinta con el lema: «Dios Patria y Libertad».

Salvas Marineras, Verbena, Alboradas, Exposiciones, Condecoraciones, Graduaciones  Conferencias, Concierto de Villancicos Navideños y la Santa Misa en la Iglesia de Santa Bárbara que una vez concluida es sacada la venerada imagen de la Virgen por una nutrida Comisión Naval y llevada en procesión por las calles aledañas en la zona Colonial al compás de la música de una marcha marcial apropiada y embarcada por la ría del Ozama en cuyo recorrido recibe la salutación de todos los barcos mercantes, privados y militares, que engalanados se encuentren atracados en los muelles haciendo sonar sus bocinas y sirenas en su honor durante su traslado hacia su Parroquia en la Base Naval 27 de Febrero de la Armada Dominicana en donde días después se culmina con una Solemne Misa con la presencia de las más altas autoridades gubernamentales, eclesiásticas, civiles y militares de la nación,así como el Cuerpo de Diplomáticos acreditados en nuestro país junto a representantes de instituciones afines como la Hermandad de Pensionados de las Fuerzas Armadas y de la  Policía Nacional, las Reservas de las Fuerzas Armadas, el Instituto de Generales y Almirantes en Retiro (IGAFAR), la Liga Naval Dominicana,  los Auxiliares Navales Dominicanos y de la Asociación de Esposas de Oficiales de la Armada de la República Dominicana entre otros.

Acerca del Autor