Mar. Jun 18th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca

2 min read

El mundo necesita de más obreros que trabajen en la mies de Dios. Son muchas las personas que andan como ovejas sin pastor. Es por eso que nuestro Señor elige personas comunes para llevar acabo la más grande de las misiones: anunciar que el reino de los cielos ha llegado ya.

Las personas enviadas por Jesús son sencillos, trabajadores y sin ninguna ascendencia. No son elegidos por alguna condición extraordinaria. No son escogidos por alguna capacidad especial. Son elegidos porque Dios les ama y perdona primero. Les transforma mediante su perdón y misericordia. Y luego les envía como testigos de la acción maravillosa del poder del Espíritu Santo en sus corazones.

Seamos dóciles a la llamada de Dios. Digamos si al envío de Jesús. Seamos verdaderos testigos, en medio de esta generación, de la acción salvífica del Señor en la vida de todos aquellos que acogen en su corazón el anuncio de amor. ¡Ánimo!

Leer:

Texto del Evangelio (Mt 10,1-7): En aquel tiempo, llamando a sus doce discípulos, les dio poder sobre los espíritus inmundos para expulsarlos, y para curar toda enfermedad y toda dolencia. Los nombres de los doce Apóstoles son éstos: primero Simón, llamado Pedro, y su hermano Andrés; Santiago el de Zebedeo y su hermano Juan; Felipe y Bartolomé; Tomás y Mateo el publicano; Santiago el de Alfeo y Tadeo; Simón el Cananeo y Judas el Iscariote, el mismo que le entregó. A éstos doce envió Jesús, después de darles estas instrucciones: «No toméis camino de gentiles ni entréis en ciudad de samaritanos; dirigíos más bien a las ovejas perdidas de la casa de Israel. Id proclamando que el Reino de los Cielos está cerca».