Dom. May 26th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

La pérdida de un hijo

2 min read

¿Qué puede significar para unos pa­dres la pérdida de un hijo?

No hay dolor que pueda compa­rarse con la muerte de un hijo, en es­pecial para la madre porque ella le ha dado cobijo durante el periodo de la gestación.

Pero hay pérdidas de hijos que no son físicas, sino más bien existenciales. El alejamiento de un hijo del entorno familiar es frecuentemen­te motivo de una gran preocupación para los padres.

El estado de incertidumbre que rodea el ám­bito familiar cuando se desconoce la suerte del hijo que abandona el hogar, se compara con la parábola del hijo prodigo. En esa parábola se describe al hijo que tomó la decisión de hacer tienda aparte, entendiendo que podía valerse por sus propios medios.

Se hace muy difícil para los padres aceptar una situación en la que un hijo fruto de sus en­trañas resuelva no tener contacto con ellos. Pe­ro esta afectación dolorosa siempre tiene reme­dio si se busca la causa que la ha generado.

Escudriñar en los motivos de un abandono intempestivo del hogar familiar lleva a buscar más de Dios. En esa búsqueda aparecerán sig­nos luminosos que serán los que iluminaran el camino para un retorno en armonía y paz.

Cada fracción del tiempo en ese despertar de la gracia es importante porque tiene el sello inconfundible de la redención de Jesús.

En situaciones como la planteada lo impor­tante es dejar que Dios actúe y haga estrado de sus pies a aquel que está en situación de aleja­miento.

La confianza puesta en quien todo lo puede hace nacer la esperanza, de alcanzar nueva vez la alegría que albergaba ese corazón.