Sáb. Jun 22nd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Recuerdo los tiempos en que un grupo de estudiantes y jóvenes realizaban la experiencia de subir al Pico Duarte. Una experiencia única de un par de días, donde el trayecto a pie requería espacios para reposar, acampar, poner la tienda de campaña y pernoctar. Doy constancia que la experiencia no es fácil. Debería uno ponerse en forma, pues a veces, faltan las fuerzas para seguir hasta la cima.

Nuestra vida sucede igual. Muchas veces sentimos que la vida se nos vuelve complicada. Nos cansamos de andar adelante. Nos llega un momento la oscuridad y no nos orientamos bien. La cercanía de Jesús, haciéndose uno de nosotros, naciendo y poniendo su tienda en medio de nosotros nos conforta.

Israel mientras estaba en el desierto, andaba con la Tienda del Encuentro, donde estaba el Arca de la Alianza, signo visible de la presencia de Dios en medio de ellos. Ellos sentían la confianza de que no estaban solos pues Dios iba con ellos abriendo mares, derrumbando muros, conquistando tierras.

Sintamos, en este eco de la Navidad, la presencia del Enmanuel que está en nuestras fatigas, consolándonos e invitándonos a andar adelante hasta la cima. Iniciamos el año con esa confianza puesta en él que da razón a nuestro existir. Amén.