Sáb. Ene 22nd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Descubrir lo que está a la vista

2 min read

Refería en el último artículo publicado, sobre el mayor telescopio espacial jamás enviado al espacio, el James Webb, en el que se destacan cuatro instrumentos científicos de última generación diseñados para captar la luz infrarroja del universo, invisible al ojo humano, además de observar planetas de nuestro sistema solar y los que orbitan otras estrellas, permitiendo estudiar la composición química de los exoplanetas y  ofrecer  una vista inédita del universo con unos ojos desconocidos hasta ahora, lo que podría reescribir la astronomía o parte de ella.

Como estudio científico tratar de descubrir el origen del universo, es un derecho que nadie discute porque para eso Dios nos otorgó el libre albedrío, o libertad de arbitrio que atribuido a la “voluntad humana es la facultad de determinarse a obrar, esto es, la facultad de querer o no querer, o querer una cosa más que otra”.

Ahora bien, ¿no es tiempo de pensar de que no hay nada que esté vacío de Dios pueda llenar, ya que de él están llenas todas las cosas? Como nos dice el apóstol Pablo, que Dios es padre de todos, y está sobre todos, y actúa por medio de todos en todos” (Efesios 4, 6).  

Podría resumir lo dicho anteriormente en dos frases atribuidas a Cicerón y Descartes que dan sentido a la idea que tenemos de Dios, “la naturaleza misma ha impreso en el alma de toda la idea de Dios”; y que, “la existencia de Dios es más cierta que el más cierto de todos los teoremas geométricos”.