Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

NOTA ACLARATORIA SOBRE RENUNCIA NUNCIO APOSTOLICO, MONS. GHALEB BADER

2 min read

Por Mons. Raul Berzosa, Obispo Misonero en la Arqudiócesis de Santo Domingo.

El pasado 15 de febrero se dio a conocer oficialmente la noticia de la aceptación, por parte del Santo Padre Francisco, de la renuncia del Nuncio Apostólico en República Dominicana  y con encargo de Delegado Apostólico en Puerto Rico, el Excmo. y Rvdmo. Mons. Ghaleb Bader. (ver nota oficial)

Ante las informaciones vertidas en las redes, y en diverso medios de comunicación, de forma no correcta, y para salvaguardar su honor y su buena fama, conviene aclarar lo siguiente:

         1.- Entra dentro de cierta normalidad el que los Srs. Nuncios, cumplidos los 70 años de edad, puedan presentar su renuncia al Santo Padre. Sin por ello dejar de ser Arzobispos y con la posibilidad de poder ejercer su ministerio donde el mismo Santo Padre se lo conceda. Recordemos, por otro lado, que los obispos presentan su renuncia al ejercicio del ministerio episcopal ordinario al cumplir los 75 años. Mons. Ghaleb Bader, nacido en el año 1951, cumplía con la normativa aplicable a los Señores Nuncios Apostólicos. (Ver más datos)

         2.- Es conocida la trayectoria “especial” de Mons. Ghaleb Bader como perteneciente al cuerpo diplomático de la Santa Sede. No hizo estudios diplomáticos en la Pontificia Accademia Ecclesiastica ni perteneció, en principio, al servicio diplomático ordinario. Fue nombrado Nuncio en Pakistán en el año 2015. Y, en el 2017, se designó como Nuncio Apostólico en República Dominicana y Delegado Apostólico en Puerto Rico. (Ver trayectoria)

Este dato hace más comprensible su renuncia en cuanto, en su opción pastoral, la elección diplomática no es tanto una vocación itinerante estable para toda la vida sino un encargo pontificio, asumido con generosidad y fidelidad, de forma más temporal, sin perder las raíces de su origen como pastor diocesano.

         3.- Es lógico suponer que tal vez el Santo Padre le haya ofrecido la posibilidad de poder continuar en su misión apostólica como Nuncio en otro lugar. Tras valorar su situación personal, no habría aceptado el encargo, con total libertad y honestidad.

         Esperamos que esta nota informativa ayude a aclarar la noticia y a responder a ciertas interpretaciones incorrectas y tendenciosas vertidas en las redes y en algunos medios de comunicación social.

Al mismo tiempo que agradecemos a Mons. Ghaleb Bader toda su entrega y su buen trabajo en República Dominicana y Puerto Rico, pedimos a nuestra Señora de la Altagracia, le siga colmando de gracias y bendiciones de parte de su Hijo, nuestro Señor Jesucristo.

+ Cecilio Raúl Berzosa Martínez, obispo emérito de Ciudad Rodrigo (España) y misionero en Santo Domingo