Mar. Oct 20th, 2020

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

Un Minuto para renovar la esperanza: «Muchos son los llamados, pero pocos los elegidos»

2 min read

Te invitamos a estudiar con nosotros el Evangelio de Este Domingo.

Un profesor del Instituto Bíblico Pastoral Latinoamericano de UNIMINUTO te explica los principales elementos de la parábola de los invitados a las bodas. Una reflexión ceñida, al texto que te permitirá entender la nueva mirada del Reino de Dios como opción de Vida.

Mt 22,1-14
Jesús les habló de nuevo con parábolas y dijo:
—El Reino de los Cielos es como un rey que celebró las bodas de su hijo,
y envió a sus siervos a llamar a los invitados a las bodas; pero éstos no querían acudir.

Nuevamente envió a otros siervos diciéndoles:
«Digan a los invitados: miren que tengo preparado ya mi banquete, se ha hecho la matanza de mis terneros y mis reses cebadas, y todo está a punto; vengan a las bodas». Pero ellos, sin hacer caso, se marcharon: quien a su campo, quien a su negocio.

Los demás echaron mano a los siervos, los maltrataron y los mataron.
El rey se llenó de cólera, y envió a sus tropas a acabar con aquellos homicidas y prendió fuego a su ciudad. Luego les dijo a sus siervos: «Las bodas están preparadas pero los invitados no eran dignos.

Así que marchen a los cruces de los caminos y llamen a las bodas a cuantos encuentren». Los siervos salieron a los caminos y reunieron a todos los que encontraron, malos y buenos; y se llenó de comensales la sala de bodas.

Entró el rey para ver a los comensales, y se fijó en un hombre que no vestía traje de boda; y le dijo: «Amigo, ¿cómo has entrado aquí sin llevar traje de boda?» Pero él se calló. Entonces el rey les dijo a los servidores: «Atento de pies y manos y échenlo a las tinieblas de afuera; allí habrá llanto y rechinar de dientes».

Porque muchos son los llamados, pero pocos los elegidos.

Deja un comentario