Mar. Jun 18th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

No desperdiciar la gracia

2 min read

Llama a la atención la Carta del apóstol Pablo a los Corintios (6, 1-10) cuando exhorta a no echar en saco roto la gracia de Dios. Es­ta exhortación tiene mucha impor­tancia para el cristiano pues guarda relación con el tiempo favorable en que el Señor nos ha escuchado y venido en nuestra ayuda.

Para Dios todo tiempo es favorable y por tanto día de salvación para nosotros. Por esta razón siempre debemos estar abiertos a la gracia que Dios nos ofrece entendien­do que no es una conquista nuestra, sino exclusivamente de él.

De esta manera, habiendo recibido esa gra­cia siguiendo lo dicho por el apóstol Pablo nun­ca podemos poner en ridículo nuestro ministe­rio ni dar a nadie motivo de escándalo.

En todo momento debemos ser coherentes dando ejemplo de que estamos en el mundo sin ser del mundo. Que estamos dispuestos a soportar las pruebas por muy duras que sean, aunque ellas nos traigan enemistades, infortu­nios, noches sin dormir, pesadumbres y toda suerte de inconformidades.

Desde esa perspectiva, vale la pena recordar lo que recomienda el apóstol: “proceder con limpieza, paciencia, sabiduría y amabilidad, con dones del Espíritu y amor sincero, llevan­do la palabra de la verdad y la fuerza de Dios”.

Nos recuerda además, que con la “derecha y con la izquierda empuñamos las armas de la justicia, a través de honra y afrenta, de mala y buena forma”.