Mié. Dic 8th, 2021

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

LUCAS EVANGELISTA

2 min read

LECTURAS DE HOY: 18/10/21
(Tm 4,9-17ª; Sal 144; Lc 10,1-9).

Hoy celebramos a san Lucas evangelista; la primera lectura lo muestra como amigo y compañero del apóstol Pablo en las misiones. De origen griego, fino escritor, identificado como médico (Cl 4,14), también autor de los Hechos de los Apóstoles, obra que en sus inicios, estaba unida al evangelio que él presenta; posteriormente fueron separados ambos escritos. Su sensibilidad creyente, y la realidad de la comunidad hacia la cual se dirigió, hizo que este evangelio se distinga por:

  • La misericordia del Padre, y el consecuente llamado a que seamos misericordiosos.
  • Invitación a la conversión (Lc 15).
  • Los pobres aparecen especialmente valorados (6,20-23).
  • Motivación a la escucha atenta de la Palabra (1,67).
  • Presenta toda la vida de Jesús como una subida a Jerusalén, para mostrar que toda la obra de Cristo estaba orientada hacia la entrega total en la cruz.
  • Al mismo tiempo, es una invitación a la alegría (10,17).
  • Comienza a aparecer más el Espíritu Santo (1,35; 1,41), el cual protagoniza los acontecimientos de las comunidades cristianas primitivas en los Hechos de los Apóstoles.

El evangelio escogido para este día es una invitación a “ponerse en camino”. Se expresa que la “mies es abundante y los obreros pocos”. El envío de los “setenta y dos”, habla de la urgencia y la prioridad que ha de tener la evangelización, la cual exige comunión y participación de muchos creyentes. Como ya dijo Santo Domingo de Guzmán, “el trigo amontonado se pudre”; o como bien se expresa en el pensamiento del papa Francisco, quien no quiere “cristianos de salón”, sino cristianos en “salida”, en “prontitud”, como bien lo supo hacer la Virgen María. El envío misionero conlleva pequeñas representaciones de la comunión trinitaria, por eso la decisión de que vayan “de dos en dos”. Donde hay dos, ahí están todos.

Señor, con el salmista te decimos que estamos disponibles para trabajar en tu mies como sencillos obreros y jornaleros que no esperan otra cosa que hacerte feliz: “somos tus criaturas y te damos gracias; te bendecimos. Queremos proclamar la gloria de tu reinado y hablar de todas tus cosas”. “Si somos lo que debemos ser pegaremos fuego al mundo”.

  1. ¿Qué me dice la afirmación: la “mies es abundante y los obreros pocos”?
  2. ¿Siento la invitación directa a “ponerme en camino”; y si estoy en camino, cómo es la dignidad de mis pasos por el Reino?
  3. ¿Con quién estoy caminando? Como san Pablo ¿tengo hermanos de misión?