Mar. Jun 18th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Normas Litúrgicas Para El Tiempo De Adviento.

6 min read

El Adviento es uno de los tiempos del Calendario Litúrgico de la Iglesia Católica. El tiempo de Adviento tiene dos características: es a la vez un tiempo de preparación a las solemnidades de Navidad en que se conmemora la primera Venida del Hijo de Dios entre los hombres, y un tiempo en el cual, mediante esta celebración, el ánimo se dirige a esperar la segunda Venida de Cristo al fin de los tiempos. Por estos dos motivos, el Adviento se presenta como un tiempo de piadosa y alegre esperanza. (NUALC no. 39).

El tiempo de Adviento comienza con las primeras vísperas del domingo que cae el 30 de noviembre (Fiesta San Andres), o más próximo a ese día, y concluye antes de las primeras vísperas de Navidad. (NUALC no. 40)

El Adviento sólo como la temporada en que nos preparamos para celebrar la Navidad, o sea, la Primera Venida de Cristo; pero, como las Normas Generales señalan, es importante recordar que es también la celebración de la espera de la Segunda Venida de Cristo.

TC913_226_435.jpg

La «Instrucción General del Misal Romano» establece que: “El color violeta o morado se usa durante el Adviento y la Cuaresma. También puede ser usado en los Oficios y Misas de Difuntos”  En muchos lugares, hay una excepción notable para el Tercer Domingo de Adviento, conocido como Domingo Gaudete: “El color rosado puede ser usado, donde es una práctica usual, el día Domingo Gaudete (Tercer Domingo de Adviento) y el Domingo Laetare (IV Domingo de Cuaresma)” IGMR no. 346..

Los domingos de este tiempo se llaman: primer, segundo, tercer y cuarto domingo de Adviento; que se estructuran en dos partes bien definidas: hasta el 16 de diciembre y del 17 al 24 de diciembre. Es el tiempo del Marana-tha (ven Señor), de la espera gozosa del Salvador.

A menudo pensamos en el Adviento como un tiempo de penitencia, porque el color litúrgico del Adviento es el violeta o morado, que es el color usado durante el tiempo penitencial de la Cuaresma. El Adviento no es un tiempo penitencial.

De acuerdo con el «Código de Derecho Canónico» en el Canon 1250: En la Iglesia universal, son días y tiempos penitenciales todos los viernes del año y el tiempo de Cuaresma.

adviento.jpg

“El tiempo de Adviento comienza con las primeras Vísperas del Domingo 30 de noviembre o del Domingo más próximo a esta fecha, y termina antes de las primeras Vísperas de Navidad”

ASPECTOS LITÚRGICOS

Los aspectos litúrgicos del Adviento son escatológicos, mirando a la última venida del Señor al final de los tiempos. Es tiempo de relativa austeridad en los signos externos. Esto se observa en los siguientes elementos:

  1. Los domingos se omite el Gloria para que resuene con más alegría el Gloria de la misa del Gallo.
  2. Las Vestiduras de los ministros son moradas (como en Cuaresma).
  3. El altar debe estar escueto y sin adornos muy festivos. De poner flores, pocas y no siempre. Esta austeridad incluye al sagrario.
  4. La música instrumental se debe omitir para que contraste más la alegría del Nacimiento.
  5. En el tercer domingo de Adviento, llamado de Gaudete por la antífona de entrada –Gaudéte in Domino semper: íterum dico, gaudéte– se puede usar el color rosa (como ocurrirá en el IV domingo de Cuaresma llamado de Laetare). Ese domingo es adecuado poner flores en el altar, así como entonar cantos y música.
  6. Sin embargo se mantienen algunos signos festivos, como el Aleluya.
  7. Pastoralmente es aconsejable hacer alguna celebración comunitaria de la penitencia, siendo un viernes el día más adecuado.
  8. También se recomienda poner en lugar preferente una imagen de María y la corona de Adviento, consistente en cuatro velas de diferentes colores sobre una corona de ramos verdes sin flores que se van encendiendo progresivamente en cada domingo al comienzo de la Misa, marcando el tiempo de la llegada del SeñLa semana que precede a la Navidad tiene un sentido propio y distinto al resto del Adviento pues el nacimiento del Señor es inminente.
  9. Las memorias de los santos son siempre libres, se puede cantar diariamente el Aleluya, poner más luces y flores en el altar, usar vestiduras más lujosas, dar la bendición con la fórmula solemne de Adviento. Se debe notar que el tiempo es más alegre.
02 Natividad.jpg

En los domingos de Adviento sólo se puede celebrar la Misa del día, cualquier otra celebración está prohibida –por ejemplo, la misa exequial–.

Las lecturas de Adviento se nuclean en las ferias en torno al profeta Isaías y las evangélicas en los pasajes que narran al Precursor y los preparativos del Nacimiento. La celebración eucarística tiene sus propios prefacios, muy bellos.
“Los domingos de este tiempo se denominan Domingo Primero, Segundo, Tercero y Cuarto de Adviento”.

La Iglesia atribuye una especial importancia a estos domingos y, por tanto, ellos tienen prioridad sobre otras celebraciones litúrgicas. En este sentido, las referidas «Normas Universales» disponen que:

Por su especial importancia, el Domingo solamente cede su celebración a las solemnidades y a las fiestas del Señor; pero los Domingos de Adviento, de Cuaresma y de Pascua tienen precedencia sobre todas las fiestas del Señor y sobre todas las solemnidades. Aquellas solemnidades que coincidan con estos Domingos han de ser celebradas anticipadamente el Sábado precedente”. NUALC no.5

189c3c5fb9bb16f4435560becf6d7d44.jpg


Tampoco se pueden celebrar Misas Funerarias en los Domingos de Adviento, según lo dispuesto en la «Instrucción General del Misal Romano»:

“Entre las Misas de difuntos ocupa el primer lugar la Misa Exequial, que puede celebrarse todos los días, excepto las solemnidades de precepto, el Jueves santo, el Triduo Pascual y los domingos de Adviento, Cuaresma y Pascua, observando, además, lo que hay que observar, según las normas del Derecho” [IGMR 380].

Se recomienda especialmente que se digan homilías en los días de semana del tiempo de Adviento. La «Instrucción General del Misal Romano» (IGMR) dispone:

“En domingos y Fiestas de Guardar debe haber una homilía en cada Misa que se celebre, con las personas que asistan, y no se pueden omitir sin causa grave. En los demás días las homilías son recomendables, sobre todo, en los días de semana del tiempo de Adviento, Cuaresma y Pascua, así como en otros días y ocasiones festivas, cuando las personas asisten en mayor número a la Iglesia” [IGMR 66].

“Los días de semana del 17 al 24 de diciembre, inclusive, sirven para preparar más directamente la Natividad del Señor”. [NUALC 42]

adviento 2017 Cofradia Estudiantes Almeria.jpg


Esta función especial se hace evidente, por ejemplo, en las lecturas bíblicas utilizadas en la liturgia de estos días.

La «Instrucción General del Misal Romano» prescribe que:“Durante el Adviento la decoración floral del altar debe estar marcada por una moderación adecuada al carácter propio de esta época del año, evitando expresar con anticipación la alegría plena de la Natividad del Señor.

La «Instrucción General del Misal Romano» dispone que el Gloria:
«Se canta o se dice en voz alta los domingos fuera de los tiempos de Adviento y Cuaresma, en las solemnidades y fiestas y en algunas celebraciones particulares de un carácter más solemne”. [IGMR 53].