Mar. Jun 18th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Cuarto domingo de adviento: Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre.

2 min read

Cuarto domingo de adviento

Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. Este cuarto domingo de adviento la liturgia nos propone la visita de María a Isabel, escena en la que Isabel, llena del Espíritu Santo, llama a María “bendita” y “madre de mi Señor”.

El Pbro. Dr. Hugo Martínez, profesor del programa de Ciencias Bíblicas en Uniminuto, señala que la intención del evangelista es descubrir a María, por un lado, como instrumento de Dios, humilde, débil y pobre, por medio de quien realiza su obra de salvación, y por otro, como arca suya ya que su Hijo es el mismo Señor.

Lc 1,39-45

Por aquellos días, María se levantó y marchó deprisa a la montaña, a una ciudad de Judá; y entró en casa de Zacarías y saludó a Isabel. Y cuando oyó Isabel el saludo de María, el niño saltó en su seno, e Isabel quedó llena del Espíritu Santo; y exclamando en voz alta, dijo: Bendita tú entre las mujeres y bendito es el fruto de tu vientre. ¿De dónde a mí tanto bien, que venga la madre de mi Señor a visitarme? Pues en cuanto llegó tu saludo a mis oídos, el niño saltó de gozo en mi seno; y bienaventurada la que ha creído, porque se cumplirán las cosas que se le han dicho de parte del Señor.