Mié. Jun 29th, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

La Semana Santa en la Vida de la Iglesia y sus Normas Liturgica

3 min read

La «Semana Santa» ha llegado a nosotros cargada de historia y de tradiciones. «La pasión del mundo es lo que da realismo a la de Cristo; y la cruz de Cristo es lo que confiere radicalidad teologal a la del mundo.

Cuando en las procesiones se saca en estos días al Cristo doliente, con Él van millones de seres humanos; cuando nos arrodillamos a besar la cruz, estamos besando el rostro de millones de crucificados».

Con el domingo de Ramos comienza la Semana Santa, el período más intenso y significativo de todo el año litúrgico. En ella se celebra el acontecimiento siempre actual, sacramentalmente presente y eficaz, de la pasión, muerte y resurrección del Señor.

images-2.jpg

La Semana Santa, que culmina con el festivo «Aleluya» de Pascua, se abre con el episodio de la entrada mesiánica de Jesús en Jerusalén. Agitando palmas y ramos de olivo se revive en la procesión el triunfo de Cristo.

Pero estas aclamaciones de alegría durarán poco tiempo, pues enseguida resonarán las notas dolorosas de la pasión de Jesús y los gritos hostiles contra el, que a pesar de ser inocente, fue condenado a la muerte de cruz. Muchos de los que el Domingo de Ramos gritan «hosanna» el viernes gritarán «crucifícalo».

Normas Litúrgica de esta Semana:

Durante la Semana Santa, la Iglesia celebra los misterios de la salvación actuados por Cristo en los últimos días de su vida, comenzando por su entrada mesiánica en Jerusalén.

El tiempo de Cuaresma continúa hasta el jueves. A partir de la misa vespertina «en la Cena del Señor» comienza el Triduo pascual, que continúa durante  el Viernes de la Pasión del Señor y el Sábado Santo, y tiene su centro en la Vigilia pascual y acaba con las Vísperas del domingo de Resurrección.

«Las ferias de Semana Santa, desde el lunes hasta el jueves inclusive, tienen preferencia sobre cualquier otra celebración». Conviene que en estos días no se administren los sacramentos del bautismo y de la confirmación.

image_content_8120232_20170412172242.jpg

Domingo de Ramos en la Pasión del Señor.

La Semana Santa comienza con el Domingo de Ramos en la Pasión del Señor, que comprende a la vez el presagio del triunfo real de Cristo y el anun- cio de la Pasión.

La relación entre los dos aspectos del misterio pascual se ha de evidenciar en la celebración en la catequesis del día. La entrada del Señor en Jerusalén, ya desde antiguo, se conmemora con una procesión, en la cual los cristianos celebran el acontecimiento, imitando las aclamaciones y gestos que hicieron los niños hebreos cuando salieron al encuentro del Señor, cantando el fervoroso «Hosanna».

La procesión sea única y tenga lugar antes de la misa en la que haya más presencia de fieles; puede hacerse también en las horas de la tarde, ya sea del sábado ya del domingo.

Para ello hágase, en lo posible, la reunión de la asamblea en otra iglesia menor, o en un lugar apto fuera de la iglesia hacia la cual se dirigirá la procesión.

images-1.jpg
images-3.jpg

Los fieles participan en esta procesión llevando en las manos ramos de palma o de otros árboles. Los sacerdotes y los ministros, llevando también ramos,  preceden al pueblo.

La bendición de ramos o palmas tiene lugar en orden a la procesión que seguirá. Los ramos conservados en casa recuerdan a los fieles la victoria de Cristo, que se ha celebrado con la procesión.

Fuentes: Mons. Oscar Romero/ Andrés Pardo/Prefacio del Domingo de Ramos/Normas Universales del Año Liturgico y Calendario,