Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

LOS SIGNOS DE RESURRECCIÓN EN NUESTRAS VIDAS

2 min read

MEDITANDO EN LA VIGILIA PASCUAL (8/4/23).

Si hemos vivido bien la cuaresma y el triduo pascual, a partir de esta noche, nos sumergimos en el arte de vivir como resucitados. Este arte tiene tres claves: encuentro con Jesucristo, conversión sincera de corazón, y vida eclesial comunitaria. No nos engañemos con cualquier experiencia de sentimientos o emociones. Intentemos identificar estos pilares en nuestro interior, y daremos sentido a la vigilia.
 
Esta noche, todo nos hablará de novedad y de luz. Nueva es la fogata, el cirio pascual, el pregón, el cántico del aleluya, la asamblea de bautizados, el banquete de la Eucaristía… consecuentemente, se espera que nuestra forma de ser y vivir también sea nueva. ¿Quiero darme el permiso de ser, en Cristo, una nueva persona?
 
Las lecturas bíblicas, del Antiguo y del Nuevo Testamento, nos van a señalar que vivimos, al mismo tiempo, cuatro realidades sagradas: la creación, la historia de la salvación, la historia del nuevo Pueblo de Dios resucitado, y el peregrinaje hacia la Nueva Jerusalén. Todo ello habla de triple nacimiento: la vida física, la vida cristiana, y la vida eterna. Espiritualmente hablando, a partir de esta noche empezamos a vivir desde “el octavo día”: el día del resucitado.
 
Concretizando y favoreciendo nuestra conciencia interior: facilitamos 10 signos que muestran la resurrección de Cristo en la vida personal y comunitaria:

  • 1. Experiencia personal con Cristo Resucitado
  • 2. Decisión de querer cambiar de vida 
  • 3. Cristo ocupa el centro del corazón 
  • 4. Crecimiento en las virtudes teologales: fe, esperanza y caridad 
  • 5. Dejarse trabajar e iluminar por el Espíritu Santo 
  • 6. Compromiso en la vida comunitaria 
  • 7.  Opción preferencial por los más pobres y los más necesitados de salvación 
  • 8. Vivir la alegría de la evangelización 
  • 9. Dar la cara por Cristo y la Iglesia 
  • 10. Dar frutos: que son la cédula de identidad cristiana. Ellos hablan de la santidad de vida, alimentada por los sacramentos y la oración.

Señor: esta noche queremos que nazcas en nosotros resucitado. Que se vayan las sombras de nuestras vidas, de nuestras relaciones, de nuestra comunidad. Que tú amanezcas, Señor, con toda autoridad; que seas nuestro sol, y nuestra hoguera. Deseamos vivir con la luz de tu resurrección. Que nos abrace la alegría de la novedad que el Padre, en ti, nos trae, con la gracia del Espíritu Santo.  

1.  ¿En esta noche de Vigilia, qué me pide Jesucristo para resucitar con Él?
2.  ¿Con qué gestos concretos compartir la alegría pascual en mi entorno?
3.  ¿Qué compromisos voy a adquirir con mi comunidad eclesial?