Vie. Ene 27th, 2023

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

CORRECCIONES PEDAGÓGICAS DE JESÚS: HACIA LA CENTRALIDAD EN EL SEGUIMIENTO.

2 min read

EVANGELIO DE HOY: 22/5/21 (Jn 21,20-25)

El evangelio de hoy nos alerta hacia la importancia de estar centrados en el seguimiento de Jesús. Observe que estamos a las puertas de Pentecostés. Hay que aprovechar el tiempo. La no dispersión es urgente. El boche pedagógico de Jesús a Pedro, aún en el último capítulo de Juan, sigue siendo referencia para nosotros:

Considere este detalle del texto: “… Pedro, volviéndose, vio que los seguía el discípulo a quien Jesús tanto amaba… Pedro dice a Jesús: -Señor, y este ¿qué?” Todo indica que, en un primer momento, desvió la mirada, la que estaba direccionada hacia el mismo horizonte de la mirada de Jesús. Y, además, le alcanzó la curiosidad por el destino del otro discípulo. La respuesta de Jesús fue clara y precisa: – “Si quiero que se quede hasta que yo venga, ¿a ti qué? Tú sígueme”.

Esto recuerda la historia espiritual narrada por Santa Teresa de Jesús. Le pregunta al Señor, por qué ha recibido tantas gracias, si hay otras, en el convento, más santas que ella. Él le responde: – “Tú sírveme, y no te metas en eso”.

El evangelio nos invita a permanecer centrados en la promesa del Santo Espíritu. La comunidad y las relaciones interpersonales, pueden convertirse en foco de dispersión, cuando no se mantienen los ojos fijos en Jesús. De ahí la importancia de descalzarse ante el misterio de Dios en los demás y no compararse, sino acompañarse en el seguimiento.

Señor: a las puertas de Pentecostés queremos centrarnos en tu promesa. Deseamos que nuestra casa interior esté desocupada de preocupaciones dispersas que impidan vivir tal acontecimiento a plenitud. Gracias porque las correcciones que nos haces nos dejan claro que sólo una cosa es necesaria.

  • ¿Qué me está distrayendo en este momento?
  • ¿Soy curioso con la vida de los demás?
  • ¿Cómo la curiosidad con la vida del otro me impide madurar en la fe?
  • ¿Qué me diría Jesús para que me centre en lo esencial?

Acerca del Autor