Sáb. Jun 22nd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

El que persevere hasta el fin, ése se salvará

2 min read

Estamos viviendo tiempos extraños. Los valores culturales que predominaban hace apenas cincuenta años han cambiado de manera radical. Lo que antes era malo para todos, ahora es bueno para muchos. En este contexto de cambio cultural, ¿qué pasará con los cristianos?

Debemos convertirnos en mártires. Quizás no tendremos que morir físicamente pero si nos tocara asumir persecuciones “culturales” y fobias sociales hacia todo lo que huela a Cristiano. En algunos espacios de la sociedad ya nos están ridiculizando y atacando. ¡No desfallezcamos!

No nos preocupemos. El Señor está y estará siempre con nosotros. En este tiempo brillará con más fuerza la luz del evangelio. La época actual nos dará la oportunidad de crecer en la fe. El cristiano del presente, y sobre todo del futuro, necesitará tener una fe adulta capaz de dar testimonio valiente y firme en medio de esta generación. No tengamos miedo. ¡Ánimo!

Leer:

Texto del Evangelio (Mt 10,16-23): En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: «Mirad que yo os envío como ovejas en medio de lobos. Sed, pues, prudentes como las serpientes, y sencillos como las palomas. Guardaos de los hombres, porque os entregarán a los tribunales y os azotarán en sus sinagogas; y por mi causa seréis llevados ante gobernadores y reyes, para que deis testimonio ante ellos y ante los gentiles. Mas cuando os entreguen, no os preocupéis de cómo o qué vais a hablar. Lo que tengáis que hablar se os comunicará en aquel momento. Porque no seréis vosotros los que hablaréis, sino el Espíritu de vuestro Padre el que hablará en vosotros.

Entregará a la muerte hermano a hermano y padre a hijo; se levantarán hijos contra padres y los matarán. Y seréis odiados de todos por causa de mi nombre; pero el que persevere hasta el fin, ése se salvará. Cuando os persigan en una ciudad huid a otra, y si también en ésta os persiguen, marchaos a otra. Yo os aseguro: no acabaréis de recorrer las ciudades de Israel antes que venga el Hijo del hombre».