Dom. May 26th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

En camino con la Palabra Decimoséptimo Domingo del Tiempo Ordinario

2 min read
Examina con nosotros el evangelio de este Domingo Decimoséptimo del Tiempo Ordinario orientados por el Mg. Edwin Fernando Reina Herrera, profesor del programa de Ciencias bíblicas de UNIMINUTO, el cual nos brinda herramientas para la consideración y comprensión del texto joánico que nos ayude a pasar del Evangelio a la vida cotidiana.

Jn 6,1-15

Algún tiempo después pasó Jesús a la otra orilla del lago de Galilea, el Tiberiades. Lo seguía una gran multitud, pues veían las señales que hacía con los enfermos. Jesús se retiró a un monte y allí se sentó con sus discípulos.
Se acercaba la Pascua, la fiesta de los judíos. Alzando la vista y viendo la multitud que acudía a él, Jesús dice a Felipe:
-¿Dónde compraremos pan para que coman ésos?
Lo decía para ponerlo a prueba, pues bien sabía él lo que iba a hacer. Felipe le contestó:
-Doscientos denarios de pan no bastarían para que a cada uno le tocase un pedazo.
Uno de los discípulos, Andrés, hermano de Simón Pedro, le dice:
-Aquí hay un muchacho que tiene cinco panes de cebada y dos peces; pero ¿Qué es eso para tantos?
Jesús le dijo:
-Hagan que la gente se recueste. Había hierba abundante en el lugar
Se recostaron. Los varones eran cinco mil. Entonces Jesús tomó los panes, dio gracias y los repartió a los que estaban recostados. Lo mismo hizo con los pescados: todo lo que querían.
Cuando quedaron satisfechos, dice Jesús a los discípulos:
-Recojan las sobras para que no se desaproveche nada.
Las recogieron y, con los trozos de los cinco panes de cebada que habían sobrado a los comensales, llenaron doce cestas. Cuando la gente vio la señal que había hecho, dijeron:
-Éste es el profeta que había de venir al mundo.
Jesús, conociendo que pensaban venir para llevárselo y proclamarlo rey, se retiró de nuevo al monte, él solo.