Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

CRUZ Y «BANDEJA»: UN ESCENARIO DE OBEDIENCIA Y FIDELIDAD

2 min read

EVANGELIO DE HOY: 31/7/21 (Mt 14,1-12).

Mateo nos presenta hoy una versión resumida, a diferencia de Marcos, del desenlace histórico de la vida de Juan Bautista. El interés recae en la comparación que Herodes hace entre Juan y Jesús cuando dice, por lo que se contaba de Jesús: “Este es Juan Bautista, que ha resucitado de entre los muertos, y por eso los poderes actúan en él”. Meditemos:

– Herodes había mandado a decapitar a Juan; colocaron su cabeza en una bandeja (en lenguaje creyente: la bandeja y la cruz simbolizan el mismo escenario, del sacrificio; el de Jesús, redentor por excelencia).

– Herodes, ahora, observa a Juan, en Jesús, quien concluyó, en cruz, su misión histórica.

– Él los confunde, como tantas personas lo hicieron, porque sus vidas llevaron itinerarios similares, aunque Jesús era más que un profeta.

– Herodes escuchaba a Juan con gusto. También Jesús atraía multitud de personas.

– Pero sus voces, de espada afilada, denunciaban el pecado sin máscaras. El de Herodes, desvelado por Juan: pretender a la mujer de su hermano.

– Es mandamiento de Dios no matar; y Herodes, además, lo hizo por apariencia.

– El criterio para matar, según Herodes, fue conservar el prestigio, la vanidad: no quedar mal con los invitados.

– Mientras que Juan concluye su misión histórica con su cabeza en una bandeja, Jesús lo hace con todo su cuerpo en una cruz. La mansedumbre y la inocencia con la que responden, sólo hizo confirmar que esos hombres eran hombres de Dios. Jesús, el Hijo de Dios.

Señor: queremos escucharte, y no sólo sentir gusto en hacerlo, sino que tu Palabra transforme nuestras vidas. Que no exista divorcio entre lo que nos enseñas cada día y la vida cotidiana. Ya vemos lo que pasa cuando separamos tus enseñanzas de nuestros criterios para tomar decisiones. Deseamos que tu Verdad ilumine nuestras consciencias; que no actuemos por el qué dirán, por moda, por prestigio, ni apariencia. Que sea el valor y el cuidado de la vida, de tu voluntad, que nos guíen en nuestros pensamientos y actitudes. Que la fe y la confianza en ti, nos hagan asumir, con valentía, el martirio, preparado para quienes siguen tus huellas. Ayúdanos a contemplar la vida plena, más allá de bandejas y cruces.

  • 1. ¿La obediencia a Dios y la fidelidad a Él, determinan las decisiones que tomo?
  • 2. ¿Qué me dice esta expresión?: “No hay mejor almohada que una sana conciencia”.
  • 3. ¿Cómo asumo las cruces y las bandejas de mi día a día?