Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

Dadles vosotros de comer

2 min read

La gente sencilla y necesitada seguían a Jesús. Miles le escuchaban atentos. Sus palabras eran como bálsamo aplicado a las heridas existenciales del alma de miles de personas. El Señor sabía dar un alimento nuevo a todos aquellos que estaban hambrientos y sedientos de consuelo y amor.

Jesús no realizó su misión solo. Se hizo acompañar de apóstoles, personas débiles y sencillas, que obedecían a su Señor con humildad y docilidad. Hacían recostar a las personas en prados de fresca hierva, símbolo de la Iglesia donde las personas pueden comer un alimento espiritual que calma definitivamente su hambre espiritual.

Cinco panes y dos peces fueron suficientes para alimentar una multitud. La palabra hecha carne en Jesús es el alimento que suple todas las necesidades de un pueblo hambriento de amor. Pidamos a Dios que nos de siempre aliento que baja del cielo. Amén.

Leer:

Texto del Evangelio (Mt 14,13-21):

En aquel tiempo, cuando Jesús recibió la noticia de la muerte de Juan Bautista, se retiró de allí en una barca, aparte, a un lugar solitario. En cuanto lo supieron las gentes, salieron tras Él viniendo a pie de las ciudades. Al desembarcar, vio mucha gente, sintió compasión de ellos y curó a sus enfermos.

Al atardecer se le acercaron los discípulos diciendo: «El lugar está deshabitado, y la hora es ya pasada. Despide, pues, a la gente, para que vayan a los pueblos y se compren comida». Mas Jesús les dijo: «No tienen por qué marcharse; dadles vosotros de comer». Dícenle ellos: «No tenemos aquí más que cinco panes y dos peces». Él dijo: «Traédmelos acá».

Y ordenó a la gente reclinarse sobre la hierba; tomó luego los cinco panes y los dos peces, y levantando los ojos al cielo, pronunció la bendición y, partiendo los panes, se los dio a los discípulos y los discípulos a la gente. Comieron todos y se saciaron, y recogieron de los trozos sobrantes doce canastos llenos. Y los que habían comido eran unos cinco mil hombres, sin contar mujeres y niños.