Jue. May 23rd, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

SAN MARTÍN DE LA CARIDAD O FRAY ESCOBA: ES POSIBLE NEGARSE A SÍ MISMO Y SEGUIR A JESÚS

2 min read

EVANGELIO DE HOY: 3/11/21 (Lc 14,25-33)

El evangelio de este día nos sintetiza las exigencias en el seguimiento de Jesús. Por más dulce que quiera presentarse el camino cristiano, no puede negarse que implica sacrificio, martirio, sólo que éste tiene un sentido redentor, lleno de vida y esperanza. Sin esta esperanza y sin la certeza de que se camina con Jesús, por Él y en Él, nada valdría la pena ni el esfuerzo, tampoco la alegría.

Jesús levanta cuestiones en sus enseñanzas para hacernos tomar conciencia de lo que se espera de nosotros: un amor tan hondo hacia Él, que le dé la primacía ante cualquier otro amor, ya sea familiar, material o propio. Los santos son antorchas vivas, testimonian que esto no es teoría sin posibilidades. Sí es posible llevar la cruz detrás de Jesús hacia el camino de la santidad.

San Martín de Porres:

Martín de Porres - EcuRed
San Marín de Porres

Perú (1579-1639). Era hijo de un padre español y de una madre mulata. Tuvo un profundo amor por Cristo Crucificado y la Santa Eucaristía. Su corazón se transfiguró con la gracia de la humildad. Se volcó hacia la caridad con los más pobres. Fue famosa la canasta que llevaba con alimentos, donde siempre había algo para los necesitados. Curaba con tanto amor que las filas se alargaban para ser aliviados por sus manos santas.

Quiso hacer el oficio más sencillo del convento, por eso servía allí barriendo todo, incluyendo las habitaciones de los frailes. Por eso le llamaban también “fray escoba”. Cierto día, un dominico aburrido le llamó “perro mulato”; como Martín tenía tanto amor por los animales, sintió cariño con el apodo, y sonrió con sinceridad. Esta sonrisa hizo que su agresor se convirtiera.

Era un hombre manso. Acogía a todos sin excepción, incluyendo a los ratones, a quienes hablaba y éstos obedecían. Es así, los santos son exagerados. Dijo el papa Juan XXIII en la homilía de canonización el 6 de mayo de 1962: “Ojalá que el ejemplo de Martín enseñe a muchos la dulzura y la felicidad que se encuentra en el seguimiento de Jesucristo y en la sumisión a sus divinos mandamientos”.

Señor, con el salmista decimos hoy: “Dichoso el que se apiada y presta, y administra rectamente sus asuntos. Reparte limosna a los pobres; su caridad es constante, sin falta, y alzará la frente con dignidad”.

  1. ¿Qué aprendo de fray escoba?
  2. ¿Mi caridad es constante o temporal?
  3. ¿Cómo vivo en el día a día la negación de mí mismo en el seguimiento de Jesús?