Sáb. Ene 22nd, 2022

ApmPrensa

Agencia de Prensa Palabra Multimedia

“MI REINO NO ES DE ESTE MUNDO”

2 min read

LECTURAS DE HOY: 21/11/21 (Dn 7,13-14; Sal 92; Ap 1,5-8; Jn 18,33b-37).

Las lecturas de este domingo donde celebramos a Cristo Rey, nos fundamentan el por qué su reinado no es de este mundo:

Él mismo como Rey afirma: “Yo soy el Alfa y la Omega, el que es, el que era y el que viene…”. Es un Rey perpetuo, el único que conduce y ofrece la vida eterna.

Es respetado no por dominio ni control político, sino por haber sido: testigo fiel, testigo de la verdad, primogénito entre los muertos (resucitado); quien nos ha liberado, no con tropas sino a precio de su propia sangre, desde la cruz, derrotando a los enemigos más poderosos, nuestros pecados.

Es un Rey pobre y humilde, ni la arrogancia ni la soberbia habitan en su casa. Su palacio es, sencillamente, la santidad. Una santidad compartida; se regocija en hacernos partícipes transformandonos en comunidad real, sacerdotal, profética.

Su trono está sustentado en la misericordia. No vacila. Abriendo las páginas del evangelio hay una síntesis apretada de todo lo que ha sido y ha hecho desde su centro. Todo ojo lo ve, incluyendo quienes lo rechazan.

Es escoltado por la autoridad divina, quien le dio autoridad y firmeza. De ahí la templanza de Jesús en diálogo con Pilato. Ante él no se somete, no se intimida, porque el poder de amar hasta dar la vida sobrepasa las débiles fuerzas de este mundo.

Señor: nosotros, como Daniel, también queremos verte en medio de nuestra noche. Eres nuestra esperanza. Con el salmista reconocemos que tus mandatos son fieles y seguros. Ayúdanos a corresponderte según la santidad de tu reino. Que nos visitamos este traje de gala, porque la santidad, Señor, es el rostro más hermoso de tu Reino.

  1. ¿Qué me dice la humildad y la obediencia de Cristo Rey?
  2. ¿Qué “rey” o Rey está gobernando mi vida?
  3. ¿Estoy vistiendo el manto de santidad, según hacen lo que habitan en la casa de este Santo Rey?