Dom. May 26th, 2024

ApmPrensa

Agencia de Prensa APM

¿REY?

2 min read

¿Eres tú el rey? (Juan 18,33)

Una cosa es lo que se percibe y otra la realidad. A veces nuestras percepciones nos llevan a prejuzgar sin conocer la realidad, o bien, como se dice popularmente, las apariencias nos engañan. He escuchado paradójicamente decir, por ejemplo, que «la televisión es un negocio que no es negocio», por aquello de que se piensa genera mucho dinero para quienes están en los medios, cuando aparentemente no lo es. 

Qué de aparente puede tener la presencia de un hombre, Rey de Reyes, pero vejado, golpeado y llevado a un interrogatorio, ante un juez implacable que no duda en lavarse las manos para desentenderse de su veredicto. Cierto que es una escena rara. Me la imagino en tiempo real, preguntando al acusado ¿prometes decir la verdad y nada más que la verdad? Y la respuesta incomprensible: «He venido a dar testimonio de la verdad. Todo el que es de la verdad escucha mi voz.» Pero Juan, más incomprensible aún, corta el interrogatorio con una pregunta que deja en suspenso: y, ¿qué es la verdad? 

Una constante bíblica de este día es afirmar el poder y la gloria eternos concedidos a Jesucristo (Apocalipsis 1,5-8; Daniel 7,13-14; Salmo 92). Él, presentado como rey de los judíos (Juan 18,33-37), es la verdad de Dios (Camino, Verdad y Vida) que nos conduce a la felicidad. Su poder sólo se entiende desde el servicio. 

Seremos capaces de descubrirlo y aceptarlo como Rey, cuyo poder más grande, no se consigue con revueltas ni discursos políticos, sino desde la entrega generosa de sí mismo, desde el amor. Él quiere ser en realidad y sin apariencias nuestro Rey, solo basta que le acojamos, que escuchemos su voz, para vivir en plenitud, en tantos valores por los cuales queremos caminar en la vida. Amén.